La inversión y el entrenamiento se parecen más de lo que uno podría imaginar

La inversión y el entrenamiento se parecen más de lo que uno podría imaginar

Ambas actividades se llevan a cabo exitosamente siempre y cuando se cumpla una serie de requisitos.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Aunque suene extremadamente raro, invertir y entrenar son dos disciplinas que cuentan con muchas características en común. Mientras que al invertir se busca ganar dinero, al entrenar se desea obtener el cuerpo soñado o una buena calidad de vida. Sin embargo, en ambos casos, hay que cumplir una serie de requisitos para alcanzar el éxito.

Planificación

En primer lugar, al invertir y al entrenar es sumamente importante la planificación. Mientras que para desarrollar una actividad física eficazmente es necesario establecer de antemano una rutina, comprar los elementos a utilizar con anticipación o investigar diversas formas de realizar un ejercicio, al invertir también hay que tomarse el tiempo suficiente para crear un plan.

Para invertir correctamente hay que conocer el perfil de inversor de uno mismo, analizar las diferentes alternativas de inversión, incluyendo los riesgos y posibles retornos, y estudiar cuándo y cuánto dinero colocar para que la estrategia sea inteligente.

Disciplina

De la misma forma que el entrenamiento brinda sus frutos cuando se realiza sostenidamente y durante muchos años, la inversión genera atractivos retornos positivos cuando se es constante.

Esta condición queda en evidencia de manera explícita al invertir en acciones. Debido a que estos activos son ineficientes en el corto plazo, pero muy eficientes en el largo, muchas personas lograron convertirse en millonarias comprando acciones de compañías de alto potencial como Apple o Mercado Libre y simplemente manteniéndolas en cartera durante mucho tiempo.

Sacrificio

Otro de los puntos en común que tienen el entrenamiento y la inversión es el sacrificio que hay que realizar. Cuando una persona quiere aumentar su masa muscular y bajar la grasa, no solo tiene que hacer un sacrificio en la dieta, sino también en su tiempo libre, ya que la actividad física es indispensable.

Por su parte, el sacrificio en las inversiones se denomina costo de oportunidad y es sumamente importante, ya que invertir significa sacrificar placer presente para potenciar placer futuro. Por ejemplo, con el dinero que cuesta un vehículo de gama media, se puede invertir para, más adelante, poder comprar un vehículo de una gama superior.

Flexibilidad

Asimismo, la flexibilidad es un componente que se encuentra en ambas disciplinas. Según la persona y sus objetivos, podrá optar por una determinada dieta y ejercicio, así como también por una u otra clase de activo financiero al momento de invertir.

Cada persona es un mundo, y el ámbito bursátil se encarga de brindar alternativas que se adapten a cualquier clase de inversor. Si uno es conservador, puede colocar el dinero en un fondo de inversión de bajo riesgo; si es moderado, puede adquirir bonos corporativos; si es agresivo, puede comprar acciones de compañías tecnológicas.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?