Cómo planear tu retiro teniendo 50 años

Cómo planear tu retiro teniendo 50 años

A esta altura de la vida, es importante comenzar a armar una cartera de inversión correctamente diversificada para poder obtener una renta mensual tras la jubilación planificada.

Inversor Global

Inversor Global

A todos nos llega el momento en el que es importante comenzar a planear la vida luego de la jubilación. Normalmente, esta preocupación arranca a los 50 años, aproximadamente. Debido a que hay cerca de 15 años de preparación hasta que llegue el momento, es necesario armar una cartera de inversión de mediano plazo que apunte a generar ingresos similares al sueldo actual. A continuación, te explicamos cómo hacerlo.

Armar una proyección de gastos

Lo primero y principal para comenzar a planear la jubilación consiste en armar una proyección de gastos que contemple egresos de dinero fijos y variables, incluyendo la posible inflación estimada. Si bien se puede realizar en un simple cuaderno, gracias al avance de la tecnología es mucho más sencillo utilizar una hoja de cálculo.

En esta instancia también hay que aprovechar a analizar fríamente los bienes y servicios que son indispensables y cuáles pueden ser eliminados para ahorrar la mayor cantidad posible de dinero. Cuando se obtenga una cifra aproximada anual, es momento de pensar cómo conseguir tal cantidad de dinero.

Invertir en acciones estables

Toda cartera de inversión debe incluir activos de renta variable. Lógicamente, la elección específica y la cantidad dependerá del perfil del inversor, el horizonte temporal, los objetivos de rentabilidad y demás factores.

Sin embargo, suponiendo el caso de un trabajador de 50 años de clase media, las acciones recomendables son aquellas pertenecientes a compañías sólidas, que reparten dividendos de manera periódica, que no presentan mucha volatilidad y que reaccionan de manera similar independientemente del contexto social, político y económico.

The Coca-Cola Company, Walmart, Procter and Gamble, Johnson and Johnson, Microsoft y McDonald’s son algunos ejemplos de este tipo de acciones.

También, y pensando en la vida después del retiro, se recomienda destinar un pequeño porcentaje de capital a activos de crecimiento que tengan mucho potencial, como Mercado Libre, Nvidia, Tesla, etc.

De esta forma, se puede llegar a conseguir un portafolio que otorgue cerca de un 3% anual en dólares en concepto de dividendos y una valorización aproximada del 10% anual en dólares al cabo de los años.

Adquirir obligaciones negociables

Por otro lado, es importante incluir obligaciones negociables o bonos corporativos a la cartera de inversión. Estos instrumentos que consisten en deuda emitida por empresa privadas permitirán obtener una renta periódica de manera sencilla y rentable.

Para que te hagas una idea, en Argentina, las compañías otorgan alrededor de un 9% anual en
dólares de retorno.

Armando una estrategia en la que se contemplen los gastos y se invierta parte de los ahorros en acciones estables y obligaciones negociables, un trabajador de clase media podrá jubilarse y obtener un ingreso similar al que le brinda su sueldo actual.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?