Economista de Itaú Unibanco tiene una proyección positiva de América Latina y el Caribe

Economista de Itaú Unibanco tiene una proyección positiva de América Latina y el Caribe

Mario Mesquita, economista jefe de Itaú Unibanco, estima que América Latina crecerá cerca de un 5,1% durante 2021.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

En diálogo con La República, el economista jefe de Itaú Unibanco, Mario Mesquita, dio a conocer las proyecciones que tiene la entidad financiera sobre América Latina y explicó por qué cree que será un buen año para la región, a pesar de la pandemia.

Al ser consultado sobre las perspectivas para la economía global y la de Latinoamérica, el especialista en macroeconomía comentó que “la economía globalmente va a tener una expansión fuerte este año, beneficiada por políticas macroexpansionistas (monetaria y, en el caso de Estados Unidos, con un fuerte estímulo fiscal) y la reapertura económica posvacunación”.

“América Latina probablemente crecerá por encima de su potencial este año (proyectamos 5,1%), estimulada por términos de intercambio más altos gracias a la recuperación del precio de las materias primas, una política monetaria expansionista, el aumento de la movilidad en la medida en que la vacunación avance y datos estadísticos favorables”, desarrolló Mesquita.

Sin embargo, a pesar del posible crecimiento, la recuperación no sería suficiente para compensar la recesión de 2020 e incluso es probable que la tasa de desempleo termine el 2021 en niveles superiores a los registrados antes de la pandemia.

De todas formas, el economista jefe de Itaú Unibanco cree que, para 2022, la recuperación continuará, aunque a un ritmo más débil, el cual superaría levemente el 2%, debido a algunos factores: “El primero es el virus, que aún está presente y puede, junto con un proceso lento de vacunación, llevar a una reapertura de las economías más paulatina de lo esperado. Además, un posible sobrecalentamiento de la economía estadounidense, que elevaría aún más las tasas de los títulos del Tesoro, podría provocar una fuga de capitales de la región, con un impacto adverso en el crecimiento”.

“Finalmente, están los riesgos propios de cada país, como algunos referentes a la política fiscal y, en otros países, a las políticas microeconómicas”, concluyó. Por otro lado, durante la entrevista, se hizo referencia a las políticas tributarias que están comenzando a aplicar los diferentes países, siendo los principales los pertenecientes a América Latina.

“En la mayoría de los países (Estados Unidos es una excepción) la política fiscal (sea vía aumento de impuestos o recorte de gastos) tendrá un impacto negativo en el crecimiento, en la medida que los gobiernos retiraran buena parte de los fuertes estímulos implementados para enfrentar la pandemia en 2020”, indicó Mario Mesquita.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?