Economista del Banco Mundial advierte que la crisis de América Latina es aún peor de lo que se cree

Economista del Banco Mundial advierte que la crisis de América Latina es aún peor de lo que se cree

Martín Rama, economista jefe del Banco Mundial, cree que la crisis ocasionada por la pandemia es aún peor de lo que se da a conocer, no solo a nivel económico, sino también en cuanto a muertos por el virus.

Inversor Global

Inversor Global

Gonzalo Andrés Castillo

Martín Rama, economista jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, realizó una presentación para la Asociación Brasileña de Fomento (ABDE) en la que revisó brevemente el contexto económico y social actual de la región.

Durante su intervención, afirmó que la situación es aún más grave en Latinoamérica de lo que se da a conocer por los medios de comunicación y la mayoría de los analistas y referentes del sector.

Para el especialista en macroeconomía, la crisis ocasionada por la pandemia no solo es mayor de lo que se estima en materia económica y financiera, sino también entrando al terreno sanitario, donde debe haber más muertes de las anunciadas.

“Encontramos que la crisis en América Latina y el Caribe es más fuerte de lo que pensamos. Hay una enorme incertidumbre sobre la recuperación”, comentó Rama, quien se desempeña en la entidad financiera desde hace más de una década y es licenciado en Economía por la Universidad de la República y doctor en Macroeconomía por la Universidad de París.

A su vez, indicó que la economía de la región sufrió el mayor impacto de la pandemia, comenzando la contracción más aguda en 2020 en comparación con cualquier otra región del mundo. De acuerdo al especialista, los gobiernos que parecían más capaces de hacer frente a la crisis demostraron que no tenían tantas herramientas disponibles.

Sin embargo, a pesar de la mala situación económica, sanitaria y social que se encuentran atravesando los países de América Latina, el economista explica que podría ser un punto de inflexión para generar un cambio estructural que ayude a la región a salir adelante y desarrollarse en un futuro.

“Los puntos negativos son bien conocidos, como la pérdida de capital humano, la deserción escolar, el exceso de deuda pública y la pérdida de empleos. Pero, por primera vez, tenemos un cambio estructural”, concluye Martín Rama.
 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?