Cómo ahorrar con la “técnica del salario estable”

Cómo ahorrar con la “técnica del salario estable”

Mediante este método de ahorro, se prioriza el estilo de vida austero para poder acumular dinero que nos ayude a crecer financieramente en el largo plazo.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Normalmente, al recibir un aumento de sueldo u obtener ganancias periódicas de las inversiones, las personas tienden a elevar su consumo, sacrificando la mejora en la capacidad de ahorro que podrían llegar a lograr. Para solventar esta situación, existe la “técnica del salario estable”.

Qué es el método del salario estable

Básicamente, esta técnica de ahorro consiste en establecer que el sueldo siempre se mantendrá igual a principio de cada año. De esta forma, todo el excedente que surja en caso de gozar de un aumento será destinado al ahorro y la inversión.

Lógicamente, el método requiere de una fuerte disciplina y fortaleza mental, ya que hay que aprender a controlar los impulsos para no gastar más dinero de manera innecesaria y así poder crear un hábito de ahorro e inversión que potencie el capital en el largo plazo.

Para llevarlo a cabo exitosamente, se recomienda armar una planilla de cálculos en la que se registren todos los gastos fijos y se contemple el ingreso, así se sabrá con exactitud qué porcentaje del salario se guarda.

Por ejemplo, si un trabajador obtiene $100.000 por mes y tiene de gastos fijos $50.000, podrá ahorrar e invertir el 50% de sus ingresos. Si obtiene un aumento y alcanza los $110.000, pero mantiene sus gastos de $50.000, entonces podrá acumular más dinero. En esto consiste la técnica del salario estable.

Ser austero para poder ahorrar

Si bien se cree que una persona austera es aquella que no gasta dinero, aunque quisiera, lo cierto es que este adjetivo hace referencia al hecho de no necesitar mucho dinero para ser felices.

Los grandes millonarios que han existido a lo largo de la historia han aplicado con éxito esta filosofía para poder tener un importante capital, incluyendo al popular inversor Warren Buffett: el exitoso empresario mantiene un estilo de vida libre de lujos y aún vive en su casa de Omaha que adquirió en 1958 por USD 31.500.

Lógicamente, ser austeros no significa no poder cumplir algún que otro capricho económico, sino que consiste en tratar de no dejarse llevar por el consumismo y apuntar a ser felices gastando poco dinero.

Siguiendo este método de ahorro, cualquier trabajador podrá acumular más dinero con el paso del tiempo y alcanzar la tan anhelada libertad financiera.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?