Las 5 lecciones LEGO para remontar un negocio

Las 5 lecciones LEGO para remontar un negocio

A principios de los 2000, LEGO tocaba fondo. Pero implementó un plan de 5 pasos que le permitió volver a ser una gran empresa.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Fundada en Dinamarca en el año 1932 por Ole Kirk Christiansen, LEGO no solo se convirtió en una de las empresas de juguetes más grandes e importantes del mundo, sino que marcó la vida de muchas personas que pasaron su infancia disfrutando de sus productos.

A pesar de que hoy en día se trata de una compañía que continúa creciendo, hubo una etapa hace casi 20 años en la que existió la posibilidad de que desapareciera. Sin embargo, una serie de pasos que los directivos tomaron revirtieron la situación y marcaron un antes y un después en el mundo de los negocios.

Las 5 lecciones de LEGO

La década exitosa de LEGO comenzó cuando se designó, en un movimiento muy arriesgado, a Jorgen Vig Knudstorp como director ejecutivo. Knudstorp tenía apenas 35 años de edad y muchos dudaban de sus capacidades al frente del gigante de los juguetes.

Sorprendentemente, resultó ser la solución para la compañía y su trabajo a la cabeza de LEGO ofrece algunas lecciones de cómo remontar un negocio:

  • Knudstorp, como una de sus primeras medidas, decretó que la empresa debía “volver al ladrillo” y así centrarse en sus productos básicos, olvidándose de abarcar muchos productos, e incluso ordenó vender sus parques temáticos.
  • Pero su visión no sólo se quedó en lo macro: realizó controles de gestión más estrictos que lo llevaron, por ejemplo, a reducir de 12.900 a 7.000 la cantidad de diferentes piezas que la empresa producía. Así, la empresa se centró en un diseño estándar de los ladrillos.
  • Además, Knudstorp durante su gestión ha logrado un equilibrio exitoso entre innovación y tradición haciendo que en LEGO se generen constantemente nuevas ideas que mantengan el crecimiento, pero sin sacrificar las bases y productos fundamentales.
  • Actualmente, la firma produce una serie de kits con diseños ya prefabricados, como fortalezas y naves espaciales, que los niños pueden ir construyendo mediante un plantilla. Pero también la fábrica ha puesto énfasis en que las piezas se pueden añadir a la colección de ladrillos y así volver a utilizarlas para hacer todo tipo de cosas basadas en la imaginación de los más pequeños. Esto demuestra la flexibilidad que tuvo LEGO para no ceder ante los cambios.
  • Por último, LEGO ha mejorado su relación con sus fanáticos, incorporando a los consumidores adultos, quienes han respondido positivamente frente a esta nueva estrategia de la empresa.

LEGO amplió su modelo de negocio sólo después de establecer una base operativa sólida, asegurando un beneficio en los conjuntos que estaban vendiendo. Siguiendo el concepto general que llevó a la compañía a reinventarse, un emprendedor podrá sacar adelante un negocio y alcanzar el éxito.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?