Cuál es la rentabilidad ideal de una inversión

Cuál es la rentabilidad ideal de una inversión

Aunque siempre más es mejor, hay que contemplar otros factores como el riesgo asumido o los objetivos de inversión para calcular la rentabilidad ideal. A continuación, te enseñamos cómo hacerlo.

Inversor Global

Inversor Global

Al momento de invertir, es necesario conocer cuál será nuestra rentabilidad esperada para poder comparar alternativas y así optar por la que más se amolde a nuestros objetivos. Para hacerlo, solo basta con contemplar una serie de factores muy sencillos.

Definir los objetivos de inversión

Lo primero que hay que tener en cuenta para conocer la rentabilidad ideal de una inversión es su objetivo. No es lo mismo apuntar a mantener el poder adquisitivo, es decir, igualar a la inflación, que pensar en obtener una ganancia superior a la de un índice determinado.

En caso de querer mantener el poder adquisitivo, una de las posibles alternativas de inversión sería comprar activos que ajusten por inflación, como los bonos CER, los cuales siguen la evolución del Coeficiente de Estabilización de Referencia, que no es más que un índice elaborado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) basado en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) creador por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Por otro lado, también se puede estimar cuál será la inflación anual y tratar de invertir en instrumentos financieros que retornen un valor similar. Por ejemplo, si se cree que la suba generalizada de precios será del 50% para finales de 2021, entonces se puede buscar algún Fondo Común de Inversión (FCI) que rinda tal porcentaje.

A su vez, si el objetivo es resguardarse de la devaluación del peso frente al dólar, se puede escoger un bono dollar linked que pague lo que suba la divisa estadounidense en comparación con la moneda local o directamente comprar Cedears (Certificados de Depósito Argentinos), activos que equivalen a comprar acciones del extranjero, pero cotizan en pesos y siguen la evolución del dólar CCL.

La importancia del riesgo

Otro de los factores importantes para determinar la rentabilidad ideal de una inversión consiste en tener en cuenta el riesgo asumido. No es lo mismo comprar activos sumamente volátiles que invertir en un instrumento libre de riesgo como puede ser la caución bursátil o el plazo fijo.

Para conocer de manera rápida y sencilla si la inversión es adecuada, se puede utilizar el ratio de Sharpe. Esta fórmula contempla la tasa libre de riesgo, la tasa de retorno esperada del activo que se pretende comprar y el desvío estándar del mismo:

Ratio de Sharpe = (Tasa de retorno esperada – Tasa libre de riesgo) / Desvío estándar del
activo

Cuanto más alto sea el número, más conveniente será la inversión. Por ejemplo, si tomamos como tasa libre de riesgo el plazo fijo que rinde 37% anual, la tasa de retorno esperada del activo “A” es 60% y el desvío estándar es de 15%, el ratio de Sharpe será 1,53.

Por otro lado, el activo “B” tiene un retorno estimado del 70% y un desvío estándar del 25%. A simple vista, podría creerse que es una mejor opción, sin embargo, al aplicar el ratio de Sharpe, nos da 1,32, un resultado inferior al 1,53 de la primera alternativa, por lo que es peor.

Teniendo en cuenta los objetivos de la inversión y aplicando la fórmula de Sharpe, conocer la
rentabilidad ideal de una inversión será una tarea rápida y sencilla.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?