En medio del boom de la soja, los productores locales solo recibirán el 40% de su valor

En medio del boom de la soja, los productores locales solo recibirán el 40% de su valor

Las retenciones y el desdoblamiento cambiario son las causas por las que el precio real de la oleaginosa que percibe el productor es significativamente inferior al mercado internacional.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

A pesar del aumento del precio internacional de la soja de los últimos días, el productor solo percibe menos del 40% del valor agregado, debido a las retenciones y el desdoblamiento cambiario.

Si bien el commodity tiene cotizaciones en torno a los USD 600 la tonelada en el mercado de Chicago, en la actualidad el productor de soja argentino recibe el 37% del “precio lleno”.

Esto, en principio, debido a que cobra en pesos y no en dólares. Entonces, si el precio FOB de exportación de soja es de USD 604 la tonelada, el productor recibirá $ 34.500 por tonelada, con retención de derechos de exportación mediante. O sea, si se mide al valor del dólar oficial, apenas por debajo de los $94, percibió el equivalente a USD 368 la tonelada.

Ahora bien, si el productor decide comprar dólares con los $34.500 que recibió por la tonelada de soja comercializada, no los podrá adquirir al valor del dólar oficial sino que tendrá que recurrir a los conocidos como dólares financiero, más precisamente, el dólar MEP, que cotiza en torno a los 154 pesos. Esto significa que podrá hacerse de menos dólares por los que supuestamente recibió el equivalente en moneda local. De esta manera, con $34.500 solo podrá comprar unos USD 222, que es la cantidad de dólares que realmente percibió.

En diálogo con Infobae, el analista Carlos Etchepare remarcó que esa diferencia que se genera entre el precio internacional y lo que recibe el productor argentino “se lo queda el Estado, por efecto de los derechos de exportación, que es una recaudación directa y, por otro lado, por la distorsión en el tipo de cambio”.

El economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), David Miazzo, indicó que “el incremento por la suba del precio de los cuatro granos, con la soja como protagonista, va a ser de USD 10.000 millones, donde la oleaginosa se lleva el valor más alto, pero solo si estos precios se mantienen en todo el año y en todos los productos. USD 58.000 millones fueron las exportaciones de todo el país el año pasado y si esto va a subir, el efecto es sustancial. En general, es bueno para el país porque no tiene acceso al mercado de deuda, donde no hay confianza”.

“Por ese mayor ingreso de divisas, el Estado recibirá USD 2.500 millones más de lo que se esperaba en la suba de las exportaciones. Ese valor significa la deuda que tiene la Argentina con el Club de París que vence este mes. Solo con el incremento de los derechos de exportación se podría cancelar esa deuda”, ejemplificó.

La suba en el precio internacional termina por reflejarse en las regiones productoras del interior del país. Hasta ahí, resaltó Miazzo, llegan los efectos positivos del incremento del producto agropecuario. “Cuando la soja y otros cultivos valen más, a las regiones productoras llega más dinero”, resumió.

“En este caso, el productor recibe entre un 60% y 70% más con este nuevo precio. En los próximos meses en las regiones productoras se va a notar en la compra de insumos, autos y herramientas. En un contexto de crisis económica es una mejora en los ingresos y la rentabilidad, esto le va a permitir invertir más en fertilizantes para otros cultivos como el maíz y trigo”, cerró el experto

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?