¿De qué se trata el Plan Otoño de economía que pretende el Gobierno?

¿De qué se trata el Plan Otoño de economía que pretende el Gobierno?

Luego de que el Gobierno nacional reconociera que no puede pagar la deuda del FMI en los términos que se establecieron originalmente, ahora aspira a concretar lo que han dejado que se conozca como el Plan Otoño, algo que varios analistas comparan con un plan económico de Alfonsín.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Según el analista Daniel Fernández Canedo, licenciado en Economía y habitual columnista de Clarín, el Gobierno apunta fuerte a pisar el tipo de cambio, a establecer un acuerdo de precios y a que Tesoro siga emitiendo bonos para cubrir el déficit fiscal.

Para el economista, "la base de las medidas encaradas en agosto de 1988 por el gobierno de Raúl Alfonsín conocidas como "Plan Primavera" se parecen bastante al "Plan Otoño" puesto en práctica por el gobierno actual", aunque también con pronunciadas distinciones. 

Según el especialista, el plan del ministro de Hacienda, Martín Guzmán, tiene su base en la carta de la vicepresidenta Cristina Kirchner del 27 de octubre del año pasado, en la que plantó las bases al hablar del problema de la escasez de dólares que aqueja al Gobierno.

La vicepresidenta dijo durante su último discurso --pronunciado durante el día por la Memoria, la Verdad y la Justicia, que la deuda con el FMI era impagable. De esta forma, anunció públicamente que el Tesoro no tiene los dólares para pagarle al Fondo Monetario Internacional los US $ 44.000 millones que vencen entre 2022 y 2023 y que nadie pensaba en que se pagarían.

En detalle, "el vencimiento de intereses con el FMI llega este año a US $ 3.800 millones (US $ 1.900 millones en septiembre y otro tanto en diciembre) y se podría cubrir con el aumento de cuota que recibiría la Argentina por el incremento de capital del FMI destinado a financiar la atención de la pandemia a nivel global", explica Canedo. Ahora bien, si nos sumamos a la suposición que hace el Gobierno de postergar el el pago de US $ 2.400 millones al Club de París (vence en mayo, pero hay 60 días más para pagar), la posibilidad de mantener la calma cambiaria iría ganando puntos.

La analogía entre el plan "Primavera" de Alfonsín y el Otoño de Guzmán encuentra su base en que mientras el primero  buscaba la venta de dólar futuro para estabilizar el tipo de cambio, el segundo, el de CFK busca lo mismo en el cepo cambiario. Pero aquí aparece una diferencia fundamental: ahora el Banco Central está comprando dólares. "La liquidación de divisas en marzo fue récord para ese mes: US $ 2.773 millones de la mano de los altos precios internacionales de los granos", señala Canedo.

El mayor ingreso de dólares por las ventas del campo, tradicional en esta época del año, ayuda para que el Gobierno esté viviendo una primavera cambiaria en pleno otoño.

La entrada de dólares es el as bajo la manga. "Los dólares están entrando al calor de la soja de US $ 520 y a cuentagotas por el cepo cambiario" y el retraso cambiario ayuda a la estabilidad financiera. Pese a ese panorama, el autor deja un último dato: "El 6 de febrero de 1989 ya tres meses de las elecciones que le darían el triunfo a Carlos Menem , en el Banco Central quedaban US $ 77 millones en las reservas".

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?