La inflación llegaría al 46%, pero habría un crecimiento moderado

La inflación llegaría al 46%, pero habría un crecimiento moderado

Las señales de aceleración de la última semana de marzo, llevó al mercado a recalcular en alza sus pronósticos de inflación.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

La inflación minorista de 2021 se ubicará entre el 44,7% y el 46%, de acuerdo a las consultoras que relevan precios. Esto indica que hubo un alza en los pronósticos para marzo y abril.

Dichas estimaciones para el número final del año son entre 1,3 y 2,1 puntos inferiores a las que manejaban hasta hace un mes, pero elevaron de un rango del 3,6/3,7% al 3,9% su proyección para el IPC general de marzo (dato por conocerse oficialmente el próximo viernes) y hasta el 3,5% la estimación para el mes en curso.

Los datos surgen del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), la encuesta más abarcativa de plaza que lleva adelante mes a mes el Banco Central (BCRA).

“Abril marcará una aceleración de la inflación por tercer mes consecutivo. Si avanza al ritmo que lo hizo en la primera semana incluso podría ser mayor a la de marzo, que estimamos cerró largamente arriba de 4%”, alertó Guido Lorenzo, economista director de la consultora LCG a La Nación.

“Un poco algunas cosas se han frenado en alimentos y bebidas, pero en abril suele haber impactos por aumentos en educación, expensas, efecto arrastre del aumento del subte y los anunciados aumentos en combustibles y prepagas”, enumera su colega Camilo Tiscornia, que mantienen su estimación por ahora en 3,5% para el mes en curso.

La tasa de inflación podría ahora perforar el piso del 3% desde junio, básicamente por las decisiones que fueron trascendiendo sobre la posibilidad de “pisar” tarifas y demorar algunos ajustes en el gasto.

Se llegaría, entonces, al tercer trimestre, cuando arranca el cronograma electoral si no hubiera modificaciones, con una inflación mensual promedio del 2,7 por ciento.

Asimismo, los analistas aguardan que el producto interno bruto se recupere entre 6,7 y 7,3% este año, nivel de 0,5 a 0,9 puntos superior al que proyectaban hace un mes y 2% promedio superior al que esperaban hace dos meses. La mejora es resultado de lo que se llama “arrastre estadístico”, del alza del 1,9% al 2,4% que estiman que la tasa de actividad habría tenido en el primer trimestre y de los estímulos a la demanda que se espera que el Gobierno realice por el año electoral.

El ritmo de la actividad, empero, se desacelera desde el trimestre ya en curso, al punto que (aún antes de anunciarse las nuevas restricciones a la movilidad) los analistas más fiables ya estimaban una contracción del 0,1% de la economía entre abril y junio (el promedio cree que avanzará otro 0,3%) y aventuran que se mantendrá en adelante esa tasa mediocre de expansión, que rondaría el 0,3% en el tercer trimestre.

La pérdida de empuje la llevaría a crecer 2,5% en 2022, nivel con el que la recuperación de este año y el siguiente no alcanzaría a compensar la caída del 9,9% que tuvo el PBI durante 2020 y menos aún la del 14% que registró en los últimos 3 años.

En el plano cambiario, el cada vez menor ritmo de ajuste que el BCRA permite del tipo de cambio llevó al mercado a recortar de $118,60 a $115 el valor proyectado para el dólar para fin de año.

En relación a los números fiscales, para el mercado estima que el déficit primario se ubicaría en $1636 miles de millones al cabo del año, cifra levemente menor a la que esperaban hasta hace un mes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?