Los tres sabios consejos de inversión de Bill Gross, el “rey de los bonos”

Los tres sabios consejos de inversión de Bill Gross, el “rey de los bonos”

El excéntrico gestor de fondos suele recomendar aplicar el sentido común para tener éxito en el mundo de las inversiones.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

Bill Gross, psicólogo, exmilitar, antiguo jugador profesional de blackjack, empresario y, por sobre todo, inversor, es considerado el “rey de los bonos” por su destreza e influencia en los mercados de renta fija. Además, es el cofundador de Pacific Investment Management, un fondo de inversión centrado en activos de esta clase.

A lo largo de su larga y llamativa trayectoria, el multimillonario aprendió numerosas lecciones que transmite constantemente en las entrevistas y charlas que realiza. A continuación, tres de las más importantes.

El socio adecuado

Bill Gross recomienda investigar bien antes de abrir una cuenta en un bróker o de contratar a un asesor financiero para encontrar las mejores alternativas posibles. Debido a que serán importantes protagonistas en el camino de la creación de patrimonio, deben ser confiables, seguros y funcionales.

“Encontrar la mejor persona o la mejor organización para invertir su dinero es una de las decisiones financieras más importantes que tomará en su vida”, detalló el prestigioso inversor.

La poca diversificación

A su vez, a diferencia de lo que recomiendan otros inversores de alto nivel, Gross enfatiza en la importancia de diversificar solo lo justo y necesario. De esta forma, las buenas ideas de inversión retornarán grandes resultados financieros.

“¿Realmente le gusta una acción en particular? Ponga el 10% más o menos de su cartera en ella; haga que la idea cuente. Las buenas ideas no deben diversificarse en un olvido sin sentido”, expresó el “rey de los bonos”.

El comportamiento irracional

Por último, Bill Gross en reiteradas ocasiones mencionó que hay que entender cómo se comportan los mercados financieros y los participantes que interactúan en ellos para poder ganar dinero. Si bien deberían ser racionales, no lo son, y hay que asumir este principio de una vez por todas. “El mercado puede moverse por razones irracionales y hay que estar preparado para eso”, sentenció el empresario.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?