Democratización financiera: ¿Qué es y cómo nos beneficia?

Democratización financiera: ¿Qué es y cómo nos beneficia?

La democratización financiera busca quitarle el monopolio del control de la industria que se tiene por bancos selectos. Empresas fintech argentinas como Wenance, creen fuertemente en este concepto.

Redacción MDZ Online

La democratización financiera es el proceso por el cual se logra descentralizar el control de la industria que se tiene por bancos selectos o instituciones y distribuirlo de un modo más equitativo. En este sentido, se logra que mayor cantidad de personas tengan acceso a diversas opciones para administrar o mover el dinero. Empresas fintech argentinas como Wenance, creen fuertemente en este concepto. Y, por este motivo, ofrecen préstamos 100% online, sobre todo para aquellas personas que se encuentran sub bancarizadas y que no tienen la posibilidad de acceder a determinados productos financieros.

¿Cómo se logra?

Para garantizar la idea de democratización financiera es necesario que exista un acompañamiento de políticas específicas que tengan como objetivo la igualdad de acceso a los servicios. Además de esto, es necesario pensar nuevamente, cuáles son los criterios de los requisitos exigidos a los clientes para poder insertarse en el mercado. Como resultado de estas conductas, se obtiene un equilibrio del sistema económico.

Por el contrario, continuar con un sistema financiero centralizado tiene como consecuencia incrementar ampliamente la desigualdad global. Inclusive, de acuerdo con las últimas cifras del Banco Mundial, se estima que aproximadamente dos mil millones de personas no tienen una cuenta financiera para administrar su dinero, lo cual afecta el desarrollo integral de los mercados.

En este sentido, el ex presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Young Kim declaró en el blog de la entidad que “no puede haber desarrollo sostenido y confiable si no tenemos en cuenta el capital humano como el componente más importante de la riqueza de las naciones”.

¿Cómo nos beneficia?

La evolución de internet y las bancas digitales fueron las herramientas claves para impulsar la democratización. Con un sistema tecnológico desarrollado se logró brindar un acceso más amplio a los servicios financieros.

Hasta el momento, diversos sectores al igual que pequeñas empresas y emprendedores, quedaban rechazados por el sistema tradicional bancario. En cambio, en un escenario de descentralización financiera, este grupo puede disponer de las bancas online para realizar las transacciones. La inclusión se transforma en uno de los principales beneficios del proceso.

Además es vital comprender que, otra de las principales ventajas, es agilizar los plazos de las operaciones crediticias gracias a las plataformas digitales y empresas fintech como Wenance. Poder efectuar todas las operaciones desde el dispositivo móvil simplifica ampliamente las experiencias de los clientes. Si por diversos motivos, no cuentan con tiempo para presentarse de forma presencial en una entidad bancaria, pueden efectuar los trámites de forma digital sin traslado alguno. Los pagos y solicitudes de préstamos también se llevan a cabo de manera 100% online.

Otro diferencial a tener en cuenta, radica en el ofrecimiento de las nuevas tasas de interés que proponen los acreedores digitales -tales como Wenance Argentina- ya que son las cuales son a la medida de cada solicitud y cliente

En definitiva, brindando alternativas y soluciones en un plano igualitario, la democratización financiera propone empoderar a empresas de todos los tamaños y sus consumidores a que accedan a diversas opciones administrativas para manejar el dinero.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?