Para el FMI, durante la crisis del coronavirus hay que evitar la pérdida de empleo

Para el FMI, durante la crisis del coronavirus hay que evitar la pérdida de empleo

"Esta crisis de salud tendrá consecuencias económicas significativas, que reflejarán shock en la oferta y la demanda diferentes a las crisis pasadas", indicó la directora de Estudios Económicos del organismo, Gita Gopinath.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que "se necesitan políticas específicas sustanciales para apoyar a la economía durante la epidemia del coronavirus, para evitar que una crisis temporal perjudique permanentemente a personas y empresas a través de la pérdida de empleos y quiebras".

La directora de Estudios Económicos del FMI, Gita Gopinath, en un columna publicada en la página web del organismo, sostuvo que "esta crisis de salud tendrá consecuencias económicas significativas, que reflejarán shock en la oferta y la demanda diferentes a las crisis pasadas".

Gopinath remarcó que "la oferta y la demanda mundiales de existencias de envíos a granel secos, como materiales de construcción y productos básicos, también se redujeron de manera similar a la fase más aguda de la crisis financiera mundial, lo que refleja la actividad económica restringida, asociada con el esfuerzo de contención sin precedentes. Esta caída no se observó en epidemias recientes o después de los ataques del 11 de septiembre".

La economista del FMI puso de relieve que "la epidemia de coronavirus involucra tanto shock de oferta como de demanda. Las interrupciones comerciales han reducido la producción, creando perturbaciones en el suministro. Y la reticencia de los consumidores y las empresas a gastar ha reducido la demanda".

Gopinath indicó que "hay una reducción directa en la oferta de mano de obra de los trabajadores, de los cuidadores que tienen que cuidar a los niños debido al cierre de las escuelas y, lamentablemente, por el aumento de la mortalidad. Pero se produce un efecto aún mayor en la actividad económica debido a los esfuerzos para contener la propagación de la enfermedad a través de bloqueos y cuarentenas, que conducen a una caída en la utilización de la capacidad. Además, las empresas que dependen de las cadenas de suministro pueden ser incapaces de obtener las piezas que necesitan, ya sea a nivel nacional o internacional".

Luego remarcó que del lado de la demanda, "la pérdida de ingresos, el miedo al contagio y la mayor incertidumbre harán que las personas gasten menos. Los trabajadores pueden ser despedidos, ya que las empresas no pueden pagar sus salarios y estos efectos pueden ser particularmente graves en algunos sectores, como el turismo y la hostelería, como se ve, por ejemplo, en Italia".

Gopinath sugirió que "las familias y las empresas deberían recibir transferencias de efectivo, subsidios salariales y desgravación fiscal, ayudando a las personas a satisfacer sus necesidades y a las empresas a mantenerse a flote" y citó como ejemplo de esto que "Italia extendió los plazos de impuestos para las empresas en las áreas afectadas y amplió el fondo de complementación salarial para proporcionar apoyo a los ingresos a los trabajadores despedidos".



Al mismo tiempo, consideró que "los bancos centrales deberían estar preparados para proporcionar una amplia liquidez a los bancos y las compañías financieras no bancarias, en particular a los préstamos a pequeñas y medianas empresas, que pueden estar menos preparados para soportar una interrupción brusca".

Finalmente, Gopinath destacó que "el FMI está listo para apoyar a los países vulnerables con diferentes facilidades crediticias, incluso a través del financiamiento de emergencia de rápido desembolso, que podría ascender a $ 50 mil millones para países de bajos ingresos y de mercados emergentes".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?