Los autos de más de $2 millones pagarán el "impuesto al lujo"

Los autos de más de $2 millones pagarán el "impuesto al lujo"

Los modelos afectados comenzarán a pagar impuestos internos a partir del 1 de diciembre por la actualización de la base imponible que realizará la AFIP.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Los autos de más de $2.250.000 comenzarán a pagar impuestos internos a partir del 1 de diciembre por la actualización de la base imponible que realizará la AFIP. Esto implica que autos 0km de unos 13.000 dólares -si tomamos la cotización del dólar blue- serán alcanzados por una alícuota del 20% correspondiente a la primera escala de este gravamen.

La segunda escala tendrá un sobrecargo fiscal de 35% a partir de modelos de un valor de $4.150.000, es decir, 25.000 dólares. Esto se debe al ajuste de 8,93% correspondiente al trimestre julio, agosto y septiembre que surge del Sistema de Índices de Precios Mayoristas (SIPM) y que regirá hasta fin de febrero. 

Hasta fines de noviembre, el impuesto se cobra a partir de los vehículos de más de $2.040.000 de valor al público. Una alícuota de 20% representa una suba del precio del 25% mientras que la de 35% dispara el valor en alrededor de 50%. 

Según consigna Ámbito Financiero, muchos modelos quedan "congelados" justo debajo de la base imponible para no sufrir ese recargo y, en el caso de no poder sostenerlos en ese nivel, esos autos se dejan de comercializar en la práctica ya que quedan descolocados frente a la competencia. 

La mayoría de los modelos afectados son importados, pero también alcanza a algunos de producción nacional. Hay que tener en cuenta que los 0km más accesibles del mercado tienen un precio de $1 millón por lo que la franja que queda exenta es muy chica y eso hace que tributen modelos del segmento medio.

Este gravamen -considerado como impuesto "al lujo"- se viene aplicando desde hace años con distintos niveles de intensidad. Comenzó a tener relevancia durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y fue subido a un nivel récord en 2014. Se atenuó durante la presidencia de Mauricio Macri y vuelve a tener un impacto mayor desde la llega de Alberto Fernández. 

Hay que tener en cuenta que casi todos los modelos alcanzados por este tributo se rigen por listas de precios en dólares. Esto hace que sean cada vez más modelos los que queden alcanzados. Esta política de castigo fiscal a los vehículos más caros -en su mayoría importados- va en línea con los planes del Gobierno de restringir el ingreso de vehículos del exterior por la falta de dólares.

El valor del 0km alcanzado por este gravamen, tomando su precio de venta de fábrica o importador a concesionaria, pasa de $1.451.300 a $1.580.935 para la primera escala y de $2.679,323 a $2.917.700 para la segunda. A esos montos, hay que aplicarle el IVA más el margen comisional de alrededor de 15%. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?