¿Conviene tomar hoy la "cláusula gatillo" de los créditos UVA?

¿Conviene tomar hoy la "cláusula gatillo" de los créditos UVA?

De acuerdo a los cálculos, los 34 mil tenedores de estos préstamos que puede extender el plazo del pago del crédito para bajar la cuota, verían una disminución en su cuota de unos $1.200 a $1.500. Sin embargo, hay que analizar lo que sucederá con la inflación este año porque esa disminución podría diluirse muy rápido.

Después de conocerse el Coeficiente de Variación Salarial, el cual habilitó a unos 34 mil tenedores de créditos en Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) para aplicar la denominada "cláusula gatillo", que permiten extender el plazo del crédito y bajar la cuota, comenzaron las consultas y los análisis para ver si conviene o no tomar esa opción.

?Según un informe de TN, al dilatar la cantidad de pagos en el tiempo, la cuota promedio podría reducirse entre $1200 y $1500 pesos, de acuerdo con estimaciones oficiales.

?Es decir, y tomando el caso de una familia que hoy está pagando una cuota de $11.200, podría bajar el monto de su cuota a $10.000, pero con un plazo más largo y con el consiguiente aumento de la deuda en pesos. 

Es que al conocerse el índice, y confirmarse oficialmente que la diferencia entre cuota y aumento salarial superó el 10%,  se puede acceder a ese beneficio y extender el plazo en un 25%, pero eso también implica un aumento de la cuota en pesos. Además, si vuelve a registrarse un desafasaje entre salarios y cuota, no podrán volver a usar esta herramienta.

Además, considerando que se mantengan los índices mensuales de inflación en un 2,5% o 3%, la familia que mencionamos en cuatro meses ya volvería a pagar un similar al que paga hoy, por lo que todo dependería del aumento salarial que tenga en este período para saber si mejoró su situación o extendió el plazo y la deuda por un beneficio mínimo y de muy corto plazo.

El analista financiero Christian Buteler, uno de los que advirtieron sobre los riesgos del sistema UVA en una economía inflacionaria desde el comienzo, dijo a TN que la conveniencia o no de extender el plazo depende de la situación de cada deudor.

"El problema es la inflación. Encima, el año pasado hubo una pérdida del salario. Estos fueron los riesgos que marqué siempre sobre estos créditos de hasta 30 años de plazo, pero nunca pensé que se iban a dar tan rápido", sostuvo.

Hoy unas 34.237 personas que sacaron préstamos hipotecarios UVA entre julio y diciembre de 2017 están habilitadas para pedir la extensión del plazo.

?

¿Querés recibir notificaciones de alertas?