Industria audiovisual "made in Mendoza", una apuesta que no tiene techo

Industria audiovisual "made in Mendoza", una apuesta que no tiene techo

Confirmando que es una actividad permanentemente en alza, este año Mendoza fue el escenario elegido para unas 20 producciones, entre largometrajes, series y programas de TV. Un repaso de lo mucho que se produce en la provincia.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Con el apoyo público-privado, Mendoza se orienta al desarrollo de la producción audiovisual con 200 proyectos de cine, series, documentales, animación, videojuegos e-sports (competiciones profesionales de videojuegos). 

La inversión proyectada del sector al 2021 es de U$S50 millones, y las ventas, de U$S 80 millones, para el mismo período.

La apuesta para la diversificación de la matriz productiva de la provincia comienza a mostrar resultados visibles de crecimiento en este sector. Y, de hecho, Mendoza está en la agenda china de series, telenovelas o películas.

En 2019 se destaca un repunte de la producción de corte comercial con cifras inéditas. Este año hubo 20 producciones. A modo de muestra: el western en escenarios naturales de Uspallata y las Minas de Paramillos, realizado por la productora Oeste Films. La película Desertor, recientemente estrenada, es una coproducción entre Mendoza y Córdoba.

Este año también se estrenaron Muere monstruo muere, Pistoleros. Las Furias (filmada en Lavalle y lista para el estreno) y la infantil: Bu y Bu.

En enero de 2020, y quizás con la presencia de la delegación china, se realizará la avant-première de El robo del siglo (Francella y Peretti), que contiene escenas rodadas en Potrerillos. Mientras tanto, a fines de noviembre, en plena Peatonal de Mendoza, se rodaron escenas de Valentino, la serie con Pablo Rago, Mónica Ayos y Diego Olivera.

La “movida” genera también oportunidades laborales para actores mendocinos y para quienes brinden servicios de subtitulado. El espectro incluye desde guionistas y redactores hasta directores de arte y fotografía, pasando por diseñadores, iluminadores, camarógrafos y sonidistas.

En forma indirecta, genera trabajo y demanda servicios en gastronomía y catering, transporte, alojamiento, rubros de la construcción, ingenierías, asesores legales y contables.

A la vez, hoy hay 100 productores o desarrolladores operando activamente y otros 100 que podrían dedicarse de inmediato si surgen nuevas oportunidades de trabajo en la provincia. En síntesis, existe recurso humano para el desarrollo de la actividad.

Un dato de contexto alentador es que el público consume cine. En los últimos tres años en Argentina, se vendieron 50 millones de entradas. No obstante, hay mucho que ganar en las salas: del 85 al 90% de los tickets corresponden a películas extranjeras.

Las plataformas de cine y series son una oportunidad. En cine.ar hay películas mendocinas como La educación del Rey, de Santiago Esteves; Muere monstruo muere, dirigida por Alejandro Fadel, y Pistolero, cuyo director es Nicolás Galvagno.

Proyección internacional de la industria local

Mendoza, a través de Film Andes, ya tiene acuerdos y experiencia de coproducciones con otros países como Chile, Uruguay, Paraguay, Colombia y el País Vasco. El sector de la industria audiovisual en Mendoza está organizado en un conjunto (clúster) que comprende hoy a 60 empresas, universidades e instituciones público-privadas.

Este clúster nació 2014 en Fundación ProMendoza y se constituye como un espacio asociativo conformado por 25 productoras; 2 estudios de realidad virtual y realidad aumentada; 15 estudios de videojuegos; 7 universidades; 3 agrupaciones de e-sports; el canal de televisión Acequia; la organización de GRABA (Festival audiovisual provincial) y tres instituciones público-privadas: Fundación ProMendoza, Instituto de Desarrollo Tecnológico, Industrial y de Servicios (IDITS) y el Instituto de Desarrollo Comercial (IDC).

Hay apoyo económico internacional. El Banco Interamericano de Desarrollo financia este programa, considerado el más grande en el sector. Es un proyecto trianual, 2019-2021, que combina recursos del BID y de Promendoza, lo que permite estar presentes en los principales eventos de negocios del mundo de contenido audiovisual. Son 2 millones de dólares en tres años: uno millón de pesos lo aporta el BID y otro millón es la contrapartida nacional entre lo público y lo privado.

Son cuatro los ejes que se financian: fortalecimiento de la industria, generación de información estratégica a través de un observatorio audiovisual, capacitación con expertos nacionales e internacionales y promoción comercial.

La provincia integra y coordina el Corredor Audiovisual Argentino (CAAR), en el que, además del clúster de Mendoza (Film Andes), participan asociaciones de productores audiovisuales de todas las regiones: Ciudad Autónoma de Buenos Aires CABA, Córdoba, Rosario, Misiones, Corrientes, Tucumán y Bariloche.

Ventana Sur: la feria argentina para cerrar negocios

Considerada la más grande de América Latina en el mercado audiovisual, se desarrolló a principios de diciembre en Buenos Aires. Muchos de los contactos realizados durante el año terminaron de cerrarse en Ventana Sur.

Por Film Andes participaron 13 empresas. La actividad destacada fue una reunión de productoras locales y nacionales en el marco del corredor audiovisual argentino. También hubo un encuentro sobre comisiones fílmicas y una serie de charlas, así como rondas de negocios.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?