Godoy Cruz ganó, pasó a octavos y sigue haciendo historia

El Expreso venció esta noche a Universidad de Concepción por 1 a 0 en la última fecha del Grupo C y avanzó a octavos de final de la Copa Libertadores por segunda vez en su historia, como ya lo había hecho en 2017. Godoy Cruz terminó segundo, detrás de Olimpia, por diferencia de gol.

Avatar del Diego Zárate

Diego Zárate

Godoy Cruz consiguió la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores ganando un partido que tuvo un final caliente pero donde mereció, quizás, un marcador más abultado. Un gol de Ángel González en la primera mitad pone nuevamente al Tomba entre los 16 mejores del continente y el próximo lunes se sabrá quién será su rival en esa instancia.

La parte inicial fue muy intensa. La visita salió a buscar lo que necesitaba para pasar de ronda y el equipo de Bernardi fue de a poco encontrando espacios. Ángel González, a los once, tuvo la primera clara para el Tomba.

Encaró a los defensores chilenos quedó mano a mano con Muñoz pero su remate pegó en el costado de la red. Ya en ese momento, el local era el dueño del balón, controlaba el partido y a los 24' iba a encontrar la merecida ventaja.

Centro cruzado que cabecea Lucero, el arquero visitante dejó un rebote corto y Angelito la empujo para el 1 a 0. Luego, el equipo chileno trató de recuperar protagonismo y a los 39' tuvo la chance de igualar pero el cabezazo de Rubio se cerca del palo derecho de Ramírez.

Godoy Cruz se fue al descanso con la ventaja y en los primeros quince del complemento contó con dos jugadas que pudieron aumentar el tanteador. Una en los pies de Lucero, a quien taparon justo cuando se acomodaba para definir, y la otra fue de Cardona que increíblemente lo falló de frente a la portería chilena.

Bernardi puso en cancha a Abecasis, mandó al medio a Elías y luego a Merentiel para buscar más oxígeno en la delantera. Y precisamente el uruguayo tuvo en sus pies el segundo. Quedó cara a cara con Muñoz tras una hermosa jugada colectiva, remató cruzado y se fue muy cerca.

Cada contra era medio gol aunque esa falta de contundencia hizo que los minutos finales fueran dramáticos teniendo en cuenta que Universidad de Concepción se estaba quedando afuera de todo y necesitaba empatar.

Y ese nerviosismo se trasladó a algunos jugadores que reaccionaron y generaron una imagen indebida. Empujones, insultos, algunos golpes y un expulsado por lado fue el saldo del tumulto que se terminó llevando el partido. Henríquez vio la roja en el Tomba y Ballon en la visita.

Ganó Godoy Cruz, logró para muchos algo impensado. Con ganas, con valentía y pegando en momentos justos, el Expreso mendocino escribió una nueva página en su historia. Está nuevamente entre los mejores del continente, muchos se atreven a soñar, y está bien. Salud, Tomba.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?