Violencia en el Malvinas

"Por estos ladrones pagamos nosotros": la bronca de los hinchas de Godoy Cruz con la barra

Los simpatizantes genuinos del Tomba mostraron toda su bronca por el accionar de los violentos.

MDZ Deportes
MDZ Deportes sábado, 25 de mayo de 2024 · 20:41 hs
"Por estos ladrones pagamos nosotros": la bronca de los hinchas de Godoy Cruz con la barra
Los verdaderos hinchas, re calientes con la barra. Foto: Santiago Tagua / MDZ

"Que se vayan todos, que no quede ni uno solo". El ruego de los hinchas de Godoy Cruz Antonio Tomba empezó a retumbar en la gélida tarde mendocina. Fue un grito de guerra, un reclamo de furia para esos energúmenos encapuchados que hacían lo imposible para suspender el partido contra San Lorenzo. Un reclamo enardecido de descontento declarado ni bien un grupo minúsculo de delincuentes iniciaban los desmadres en la popular sur.

El clima enrarecido se vivió desde temprano. Algunos rumores de la interna de la barra brava empezaron a tomar fuerza, y finalmente, ganaron los delincuentes que siguen enquistados en el fútbol argentino. El encuentro entre el Tomba y el Ciclón arrancó con un hueco enorme en el centro de la cabecera de la tribuna popular, presagio de lo que luego vendría. Cuando ese conjunto de "hinchas" ingresó dispuestos a entorpecer el partido, automáticamente todas las tribunas hablaron: "Soy del Tomba, soy del Tomba", cantaron al unísono desde todas las cabeceras.

"Pagá la cuota, la p...que te parió", fue otro de los hits en una helada jornada que levantó rápidamente la temperatura. Claro, el hincha fiel, ese que está en las buenas y en las malas, el que paga la cuota, mostró toda su bronca contra los delincuentes de siempre. El malestar creció mientras los barras hacían todos los esfuerzos para suspender el partido: "Dejen que crucemos a la platea", rogaban todos los que querían huir de la inseguridad de la popular.

La policía dejó que eso pase y los tombinos de ley lograron cruzar hacia la cubierta. "Culpa de estos ladrones, pagamos nosotros", dijo un tipo entrado en años al pasar. "Sabés lo que me cuesta pagar la entrada. Y estos ladrones hacen lo que quieren", tira otro, también enardecido con la situación. "Quisieron suspender el partido desde el minuto uno y lo consiguieron", sentenció un tercero. Cada testimonio que recolectó MDZ mostró el mismo panorama: malestar generalizado por lo que lograron los inadaptados de siempre.

Archivado en