Historias

¿Las trae a Boca? Las mejores locuras, polémicas y anécdotas de Mario Balotelli

Un repaso por la carrera de Mario Balotelli, el excéntrico delantero italiano que confesó que su sueño es “jugar en la Bombonera”. De repartir plata disfrazado de Santa Claus a provocar un incendio.

Lucio Cappellini
Lucio Cappellini martes, 21 de mayo de 2024 · 17:21 hs
¿Las trae a Boca? Las mejores locuras, polémicas y anécdotas de Mario Balotelli
El Loco Mario, ¿posible refuerzo de Boca? Foto: @centregoals

En un vivo de streaming, Sergio Agüero protagonizó un diálogo que rápidamente se volvió viral y por demás interesante para los hinchas de Boca. Mientras se jugaba la última fecha de la Premier League, en la que el Manchester City enfrentaba al West Ham para consagrarse campeón, el Kun charló por Star+ con el siempre interesante delantero italiano Mario Balotelli, también ex City. Allí, el actual jugador del Adana Demirspor de Turquía le confesó: “Mi sueño es jugar en la Bombonera”. Enseguida, el argentino le mandó un audio a Juan Román Riquelme y le comentó que Balotelli quedaría libre en junio. “Ahora es todo tuyo”, le dijo. ¿Podría llegar el Loco Mario a La Ribera? Algunos creen que traería algún que otro conflicto; y tienen argumentos para creerlo.

En Boca no ven al italiano como prioridad, pero dado que la salida de Darío Benedetto en el próximo mercado de pases es casi un hecho y el Xeneize buscará un delantero, los fanáticos se ilusionan: “En junio se verá, lo importante es que figuras de su nivel quieran jugar en Boca. Eso demuestra que estamos haciendo las cosas bien”, sostienen con calma desde el club. Su pasión por el azul y oro se remonta a más de veinte años atrás. Balotelli ha confesado que se hizo hincha de Boca en la época de Carlos Bianchi, Riquelme y Martín Palermo. Hace un par de años, incluso, afirmó: “Si Román me llama, vengo. Todos los niños que crecimos en Europa crecimos viendo videos de Maradona y de Riquelme. Ya de pequeño conocía a Boca por ellos. Mínimo me gustaría jugar un año en Boca”. ¿Le sonará el teléfono?

Mirá el video

En Italia: burlas, iPads y el rol de Zanetti

Mario Balotelli fue dado en adopción cuando tenía dos años, puesto que sufrió una enfermedad que sus padres biológicos no podían pagar. Varios años después, cuando ellos quisieron volver a contactarlo y Mario ya era exitoso, los acusó de “oportunistas”. Cuando ganó el premio Golden Boy al mejor jugador joven de la temporada, aseguró que no conocía a Jack Wilshere (el ex Arsenal había quedado tercero en la votación). A los 17 años, debutó en el Inter de Milán, aunque él era públicamente fanático del equipo archirrival, el Milan. Tanto así, que una vez fue a la televisión con una camiseta del rossonero y su apellido en ella, pese a que era jugador del Inter. En la Serie A llegó a arrojar bombuchas de agua en una reunión y a lanzarle tomates a un entrenador. 

Representando a la Selección italiana, donde convirtió 14 goles en 36 partidos, en un partido amistoso, llevó al banco de suplentes su iPad, para hacer más amena la espera. En Italia también se sacó fotos con miembros de la mafia napolitana y luego debió declarar como testigo en un juicio. En Nápoles, además, le pagó 2.000 euros a un mozo para que se tirara en moto y sin ropa al agua… Con la camiseta del Inter, protagonizó un recordado episodio que involucró al argentino Javier Zanetti. Su equipo tenía un penal a favor y Balotelli quería patearlo a toda costa, por lo que el Pupi debió agarrarlo y llevárselo fuera del área para que pudiera hacerse cargo el otro delantero, Samuel Eto´o. Cuando el camerunés anotó el gol, Balotelli no lo festejó.

Balotelli, de fiesta en sus noches libres. (Foto: Pinterest)

En Manchester: incendios, arrestos y el rumor de un Santa Claus

Llegó al Manchester City a los 20 años. Y aunque ganó una Premier League y anotó 30 goles en 80 partidos, el paso de Mario Balottelli por la ciudad estuvo marcado por escándalos extradeportivos. En Manchester, recibió 27 multas por infracciones de tránsito que suman 11.000 dólares. Se agarró a golpes de puño con Micah Richards, compañero de equipo, y se peleó con el entrenador Roberto Mancini, que lo sacó luego de que el delantero intentara sin suerte un lujo en un partido amistoso ante Los Ángeles Galaxy. Fue arrestado junto a su hermanastro por intentar ingresar a una cárcel de mujeres (chocó su auto contra la prisión) y fue descubierto manteniendo tres relaciones amorosas a la vez con tres mujeres. 

Una vez, incendió su propia casa al lanzar fuegos artificiales desde su ventana en una fiesta y luego fue parte de una campaña en contra de la pirotecnia. Balotelli también fue descubierto en un strip-club la noche anterior a un partido y, en otra ocasión, el City lo multó con más de 100.000 dólares por lanzarle dardos al equipo juvenil. Luego de la recordada victoria por 6-1 ante el Manchester United, en 2011, recorrió la ciudad en auto para saludar y chocar su mano con los fanáticos. En la ciudad de los citizens, protagonizó un curioso rumor: se creía que el futbolista se disfrazaba de Santa Claus y repartía dinero por las noches. No se confirmó, pero su entrenador tampoco jamás lo negó.

Mirá el video

Su presente en Turquía

Hace tres temporadas, Balotelli pasó al fútbol turco, al Adana Demirspor. En el medio (en la 2022-23), fue cedido a préstamo al FC Sion de Suiza y, como siempre, no pasó desapercibido. Luego de una temporada en la que su equipo perdió la categoría, fue visto en una fiesta de disfraces por un periodista que lo quiso fotografiar. Allí comenzó un altercado que acabó con Balotelli golpeando a Barthelemy Constantin, el director deportivo de su propio equipo, el Sion. En la 2023-24 regresó al Adana Demirspor y en las últimas semanas, luego de una lesión en su rodilla, parece haber recuperado algo de continuidad y precisión: lleva 7 goles en 11 partidos. A los 33 años, el Loco Mario se ilusiona con volver a brillar y los hinchas de Boca se preguntan si lo hará con la camiseta xeneize. Danielle De Rossi ya cumplió su deseo. ¿Será Mario Balotelli el próximo italiano en llegar a La Boca?

Archivado en