Campeón del Masters de Augusta

Scottie Scheffler: el campeón del Masters de Augusta juega “para la gloria de Dios” y ya superó récords de Tiger Woods

El flamante ganador del Major comenzó probando suerte en el básquet. Cristiano y perfil bajo, maneja el mismo auto desde la universidad y esta semana superó marcas de Tiger Woods y Jack Nicklaus.

MDZ Deportes
MDZ Deportes lunes, 15 de abril de 2024 · 20:07 hs
Scottie Scheffler: el campeón del Masters de Augusta juega “para la gloria de Dios” y ya superó récords de Tiger Woods
Scottie Scheffler, un número 1 del mundo de otro perfil Foto: Golf Digest

Scottie Scheffler es el mejor golfista del mundo, tal vez, por un margen que no se veía desde Tiger Woods. El nacido en New Jersey llegó al número 1 del mundo hace dos años y había comenzado este 2023 de forma arrolladora: siete Top 10 y dos títulos, incluidos The Players Championship, conocido como “el quinto Major”. Como si fuese poco, Scheffler extendió su poderío este fin de semana en Georgia al consagrarse nuevamente campeón del torneo más prestigioso del golf, el Masters de Augusta. Con su performance del último fin de semana, se convirtió en el cuarto más joven en la historia en ponerse dos sacos verdes (también ganó en 2022) y superó incluso marcas de leyendas como Tiger Woods y Jack Nicklaus.

A los 27 años, Scheffler reina en el PGA Tour (Foto: @scottie.scheffler)

Con una ronda de -4 el domingo, Scheffler le sacó cuatro golpes de ventaja a su perseguidor Ludvig Aberg, el joven sueco que llamó la atención en su primera presentación en un torneo grande. Gestionó sus emociones en los momentos más críticos, como suele hacer, y fue capaz de despegarse de otros campeones como Bryson DeChambeau, que había sido líder luego del primer día, y Collin Morikawa, campeón del PGA Championship 2020, con un -11 global. Con su nueva victoria, la novena en su corta carrera para el jugador de 27 años, se erigió como el segundo jugador en la historia que menos ediciones del Masters “necesitó” para ser bicampeón; lo consiguió en su quinta presentación, mientras que Horton Smith lo había hecho en la tercera. Para dimensionar: Tiger Woods lo hizo en su séptima oportunidad y Jack Nicklaus, el máximo ganador de Majors en la historia (18), en su sexta.

Pero no todo fue siempre golf para Scottie Scheffler. Cuando todavía estaba en la secundaria, quiso optar por el básquet; sus 191 centímetros, creía, podrían ayudarlo. Pero no fue así y en 2013, en su primer año en la Universidad de Texas, se volcó al golf. Enseguida brilló y consiguió el US Junior Amateur. En 2015, fue reconocido como el mejor golfista de su edad. Y en 2016 compitió en su primer US Open, como amateur, donde tuvo a una de sus tres hermanas, Callie, como su caddie. Pero toda la expectativa que lo rodeaba tardó en dar sus frutos. Hasta 2022, pese a un enorme talento y una carrera ascendente, Scheffler no había ganado títulos en el PGA Tour.

Es un devoto cristiano y está casado con Meredith Scudder desde 2020, quien era su novia en la secundaria. “¡Sí! No puedo creer que Dios me haya dado a mi mejor amigo para pasar el resto de mi vida. ¡¡¡No puedo esperar a ser tu esposa, Scottie!!!! Impresionado por la fidelidad y la bondad del Señor con nosotros. ¡¡¡Hagamos esto!!!”, escribió ella el día que el golfista le propuso matrimonio. Se separaron (físicamente) en la etapa universitaria, pero el amor persistió, aunque Scudder pasó un tiempo en Zambia realizando una pasantía. Su esposa trabajó en varias organizaciones humanitarias como Family Legacy, Live Beyond o With Purpose y él participa activamente en Triumph Over Kid Cancer.

Cuatro bajo el par, el desempeño del campeón el domingo. (Foto: @TheMasters_ES)

Sin el carisma de Jason Day, o la verborragia de Brooks Koepka, este número 1 es distinto. No le gustan las cámaras ni se ofusca con sus yerros. Pero tiene el talento de los mejores y a los 27 años ya acecha sus huellas. Luego del título más prestigioso de su carrera, Scottie Scheffler demostró no solo el golfista que es, sino la clase de persona: “Se me ha concedido el don de jugar bien al golf y yo lo utilizo para gloria de Dios. Eso es todo”, dijo, humildemente, el mejor de todos en su rubro.

Archivado en