Roland Garros: la imagen de la lesión de Zverev en plena semifinal con Nadal que estremece al tenis

Roland Garros: la imagen de la lesión de Zverev en plena semifinal con Nadal que estremece al tenis

El alemán y el español jugaban un partidazo cuando el número 3 del mundo se dobló gravemente el tobillo derecho, tuvo que ser retirado de la cancha en silla de ruedas y, a los pocos minutos, abandonó.

Redacción MDZ Online

Alexander Zverev llegó a la semifinal de Roland Garros tras una enorme victoria ante Carlos Alcaraz, el prodigio del tenis, en los cuartos de final. El paso previo a llegar a la gran definición del Grand Slam francés era superar nada más y nada menos que a Rafael Nadal. En la mañana del viernes, el alemán y el español disputaban un gran partido cuando Sascha dejó una de las imágenes más duras de los últimos años.

El Philippe Chatrier, court central de Roland Garros, estaba viendo un verdadero partidazo: Zverev y Nadal jugaron un primer set increíble, que duró más de hora y media y terminó en las manos del mallorquín por 7-6 luego de levantar varios set points en contra. La expectativa para el resto del partido era altísima y el segundo parcial estaba a la altura de las mismas: había cinco games por lado cuando el alemán quiso deslizarse hacia su drive pero se dobló el tobillo derecho en una muy fea forma. Inmediatamente, el tenista de 25 años se dio cuenta de la gravedad de la situación y dio unos alaridos de dolor que estremeció a todos los espectadores.

La imagen del tobillo de Sascha causó mucha impresión en todos los espectadores, tantos los que estaban en la cancha como los que observaban el encuentro por televisión. Incluso, la transmisión de ESPN quedó en shock y José Luis "Batata" Clerc, comentarista, maldijo la situación por el gran partido que estaba haciendo el alemán y el dolor que le causó la lesión. Zverev se revolcó en el polvo de ladrillo y la asistencia médica llegó rápidamente. 

Zverev tuvo que retirarse en silla de ruedas, una imagen que predecía el final de la semifinal frente a Nadal. El español acompañó al alemán a los vestuarios y regresaron juntos a la cancha, con el número tres del mundo ayudado por dos muletas y sin su zapatilla derecha. El partido se dio por terminado y el mallorquín avanzó a la final, donde buscará ganar su decimocuarto Roland Garros.

Luego de que se confirmara el abandono del alemán, Nadal lamentó mucho la lesión de su rival: "Estoy muy triste por Zverev, estaba jugando un torneo increíble. Es un gran colega y sé todo lo que ha luchado para ganar un torneo de Grand Slam. Hoy tuvo mucha mala suerte. Verlo llorar fue muy difícil para mí"

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?