Playoffs de la NBA: el baile de Curry tras un gran triple y la reacción de Luka Doncic

Playoffs de la NBA: el baile de Curry tras un gran triple y la reacción de Luka Doncic

El base de Golden State festejó un triple de forma muy peculiar y el esloveno lo miró extrañado. De lo mejor del triunfo 112 a 87 de los Warriors en la primera final del Oeste.

Redacción MDZ Online

La final de la Conferencia Oeste de la NBA entre Golden State Warriors y Dallas Mavericks comenzó este miércoles con el triunfo 112 a 87 del equipo de San Francisco, que fue local en el Chase Center. El segundo duelo de la serie será este viernes desde las 22 en el mismo lugar, pero el primer encuentro dejó algunos momentos importantes para el desarrollo del mano a mano entre ambos.

Es que, al inicio del juego, la estrella eslovena de los Mavericks, Luka Doncic, sufrió un arañazo accidental en la cara por parte de Andrew Wiggins y quedó con una importante marca. Después de la derrota, el joven maravilla se refirió al corte y le restó importancia con un chiste: "Me hace ver duro", expresó. Ahora tiene cara de malo...

Con el desarrollo del juego, los Warriors se mantuvieron en ventaja pero, en el tercer cuarto, anotaron varias veces consecutivas y estiraron la diferencia a 17 con Curry como protagonista: dos triples fantásticos obligaron a los de Dallas a pedir un tiempo fuera y Steph aprovechó para ponerse a bailar.

El baile de Curry no le gustó nada a Doncic, quien lo miró incrédulo mientras salía de la cancha. Son momentos que pueden encender al rival. Por suerte, la "cargada" de la figura de los Warriors no pasó de eso y no hubo ninguna reacción violenta entre equipos.

Con 21 puntos, Steph fue el máximo anotador del primer encuentro, en tanto que Doncic anotó 20 y fue el que más convirtió para los Mavericks. La clave del encuentro fue el nivel parejísimo de la mayoría de los jugadores de Golden State, con siete hombres con 10 puntos o más: Jordan Poole y Andrew Wiggins anotaron 19 cada uno y acompañaron a Curry en la gran victoria en el comienzo de la serie. 

Del otro lado, los 17 puntos de Spencer Dinwiddie no alcanzaron para poner a Dallas cerca de su rival, que defendió bien y neutralizó las ofensivas al punto de que los visitantes tuvieron solo un 36% en tiros de campo. Para ponerlo en contexto, los Warriors anotaron el 56% y un 34,5% en triples. 

Otra gran diferencia fueron los 51 rebotes capturados por Golden State sobre los 35 de Dallas, en tanto que las monstruosas 7 tapas le dieron autoridad defensiva a los locales. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?