La drástica decisión de Naomi Osaka tras despedirse del US Open

La drástica decisión de Naomi Osaka tras despedirse del US Open

La tenista Naomi Osaka, quien quedó eliminada del US Open sorpresivamente en manos de la joven canadiense Leylah Fernández, de 18 años, tomó una drástica decisión con su carrera profesional.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La tenista japonesa Naomi Osaka tuvo una mala noche en la pista central Arthur Ashe Stadium, donde sufrió una inesperada y frustrante derrota que le impidió seguir con la defensa del título de campeona del US Open, al caer ante la joven canadiense Leylah Fernández, de apenas 18 años, y tomó una drástica decisión con su carrera.

Después de mostrar su frustración en la cancha, destrozando una raqueta contra el suelo, Osaka habló en conferencia de prensa, donde se la pudo ver conmovida, con la voz entrecortada y sus ojos llenos de lágrimas, y anunció que está pensando en tomarse otro descanso de la actividad profesional.

"Siento que por mí, recientemente, cuando gano, no me siento feliz, me siento más como un alivio. Y luego, cuando pierdo, me siento muy triste", declaró Osaka. "No creo que eso sea normal", agregó. El moderador a cargo de la sesión con los periodistas intentó cortar la rueda de prensa, pero Osaka dijo que quería continuar.

"Esto es muy difícil de articular", comentó, descansando su mejilla izquierda en su mano. "Básicamente, siento que estoy en un punto en el que estoy tratando de averiguar qué quiero hacer y, honestamente, no sé cuándo voy a jugar mi próximo partido de tenis".

Llorando, bajó su visera negra sobre sus ojos y ofreció una disculpa, luego se palmeó las palmas de las manos en ambas mejillas. "Sí", agregó Osaka mientras se levantaba para irse, "creo que voy a tomarme un descanso de jugar por un tiempo".

Este fue el primer Grand Slam para Osaka, de 23 años, desde que se retiró de Roland Garros antes de la segunda ronda para tomar un descanso de salud mental después de haber anunciado que no participaría en conferencias de prensa en París. También se quedó fuera de Wimbledon, antes de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde encendió el pebetero con la llama olímpica como una de las atletas más famosas de Japón.

La primera señal este viernes de que las cosas no estaban del todo bien con Osaka llegó cuando golpeó la raqueta contra la cancha después de perder un punto. Momentos después, Osaka tiró su equipo, enviándolo rebotando y derrapando hasta la mitad de la red. Después comparó ese comportamiento con actuar "como una niña pequeña".

"Me decía a mí misma que debía estar tranquila, pero siento que tal vez hubo un punto de ebullición", comentó Osaka. "Como, normalmente, siento que me gustan los desafíos. Pero recientemente me siento muy ansiosa cuando las cosas no salen como quiero".

Su juego estaba apagado. Al final, los aficionados neoyorquinos la abuchearon por darle la espalda a la cancha y tomarse demasiado tiempo entre puntos. Muy pronto, Osaka, cabeza de serie número 3, quedó fuera del cuadro.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?