MotoGP: Pecco Bagnaia hace historia en Aragón tras una emotiva definición con Marc Márquez

MotoGP: Pecco Bagnaia hace historia en Aragón tras una emotiva definición con Marc Márquez

El italiano Francesco Bagnaia logró su primera victoria en el MotoGP al quedarse con el Gran Premio de Aragón tras una emotiva definición palmo a palmo con Marc Márquez. Joan Mir completó el podio.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El piloto italiano Francesco Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21) consiguió este domingo su primera victoria en el MotoGP al quedarse con el Gran Premio de Aragón, con el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) pisándole los talones en las últimas vueltas e incluso superándolo en algunas curvas, sin poder sostenerse.

Bagnaia no defraudó en la salida desde la pole y llegó líder a final de recta, en donde Marc Márquez sí sorprendió por su fulgurante salida, aunque se le levantó mucho la rueda delantera de su moto, pues en ese mismo punto ya estaba tras el rebufo de la moto del italiano.

Pecco supo mantenerse firme al frente de la carrera, como también Márquez tras su estela para no perder el contacto con su rival y no cometer los mismos errores que le hicieron caer por exceso de ansiedad en la primera vuelta de Silverstone.

Márquez se mantuvo en todo momento pegado al rebufo de la moto del italiano, esperando su oportunidad para superar por primera vez a su oponente, lo que sucedió a cuatro vueltas del final, aunque inicialmente sin éxito para el español, que no se rindió.

Tras completar una nueva vuelta y a menos de tres del final, en la curva cinco lo superó pero el italiano se la devolvió enseguida y el mano a mano entre ambos continuó hasta la curva 15, en donde una vez más lo volvió a intentar el español y su rival se la devolvió otra vez. Comenzaba el vigésimo segundo giro y nuevo intento del piloto de Repsol en la curva cinco y en la quince y nueva devolución de Bagnaia sin que ninguno cediese un milímetro al rival.

Así llegaron a la última vuelta, en la que Marc Márquez lo intentó a final de recta, también en la cinco y todavía entre las curvas ocho y nueve, en donde su exceso de fogosidad lo obligó a salirse de la pista para no caerse y ahí se forjó definitivamente el triunfo de Bagnaia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?