Conmoción mundial: un jugador de la NHL murió tras explotarle un fuego artificial en el pecho

Conmoción mundial: un jugador de la NHL murió tras explotarle un fuego artificial en el pecho

Matiss Kivlenieks tenía 24 años y atajaba en los Columbus Blue Jackets. El domingo se encontraba celebrando el 4 de julio en Michigan cuando fue alcanzado por la pirotecnia.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El portero de los Blue Jackets de ColumbusMatiss Kivleniek murió a los 24 años de edad durante la velada del 4 de julio debido a heridas causadas por pirotecnia en la noche del Día de la Independencia en Estados Unidos. Tanto el equipo como la NHL expresaron sus condolencias y se mostraron conmocionados.

Un médico forense en Michigan dice que una autopsia determinó que el portero murió de un traumatismo en el pecho por una explosión de mortero de fuegos artificiales errantes, y no una caída como las autoridades informaron anteriormente.

Los Blue Jackets emitieron un comunicado en las redes sociales este lunes por la mañana: "Es con gran pesar que compartimos la noticia de que el portero Matiss Kivlenieks murió anoche a la edad de 24 años". El mismo escrito, agregaba: "Estamos desconsolados. Por favor, mantengan a su familia en sus pensamientos y oraciones. Descanse en paz, Kivi".

La policía de Novi, Michigan, dijo que los fuegos artificiales de estilo mortero se inclinaron ligeramente y comenzaron a disparar hacia las personas cercanas el domingo por la noche. Kivleniek, de 24 años, estaba en un jacuzzi y trató de escapar con otras personas, dijo el teniente de policía Jason Meier.

El departamento de bomberos y los técnicos de emergencias médicas llegaron a la casa privada poco después de las 10 pm y lo llevaron a un hospital, donde fue declarado muerto, dijo Meier. La oficina del médico forense del condado de Oakland informó los resultados preliminares de la autopsia el lunes por la tarde.

Antes de la autopsia, la policía dijo que se creía que Kivlenieks se resbaló y se golpeó la cabeza contra el concreto mientras huía de un fuego artificial que funcionaba mal. La Federación Letona de Hockey calificó la muerte de Kivlenieks como "una gran pérdida no solo para el hockey letón sino para toda la nación letona".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?