Tokio 2020: una semana, una medalla, mil críticas y varias decepciones

Tokio 2020: una semana, una medalla, mil críticas y varias decepciones

La primera semana de la delegación argentina en los Juegos Olímpicos finalizó con una sola medalla, de bronce, y varios atletas de nuestro país fuera de competencia. Hubo críticas desde y hacia diversos puntos por la actuación Albiceleste en Tokio 2020.

Lucas Burgoa

Lucas Burgoa

Este viernes se cumple una semana del inicio de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y a lo largo de la misma, mientras China lidera el medallero con 19 preseas doradas, la delegación argentina apenas cosechó una medalla, la de bronce de Los Pumas 7's, y varias eliminaciones que, en mayor o menor medida y de acuerdo a las expectativas creadas, causaron cierta decepción y una lluvia de críticas, principalmente direccionadas al Gobierno nacional.

Los Pumas 7's, la única medalla argentina hasta el momento.

Río 2016 terminó con tres medallas de oro y una de plata para la misión argentina. Paula Pareto en Judo, Los Leones en hockey sobre césped y Santiago Lange/Cecilia Carranza en yachting fueron dorados en Brasil, mientras que Juan Martín Del Potro se colgó la presea plateada en el torneo de tenis masculino.

Las expectativas para la presente edición de los Juegos Olímpicos estaban puestas en algunos deportes puntuales, por antecedentes, cuyas competencias ya concluyeron y no hubo premio para Argentina.

Los candidatos con las manos vacías

Pareto no llegó como a Río 2016, cita a la que fue como campeona del mundo, sino que una cirugía de una hernia cervical en 2019 la sacó varios meses de la competencia, sin embargo prometía ser protagonista. Llegó a cuartos de final y luego perdió en el repechaje por el bronce, poniéndole fin a su carrera.

La Peque le puso fin a su carrera tras perder el repechaje por el bronce.

En taekwondo, también en el primer día de competencia, Lucas Guzmán llegó como campeón panamericano y bronce en el Mundial. Arrancó con todo y llegó a semifinales, donde perdió y luego volvió a caer en el combate por el bronce.

Federico Gil, en tiro, es otro de los que llegaba como candidato tras ganar la plata en la Copa del Mundo ISSF en junio, algo que también había logrado en 2020. La postergación de los JJOO y la cuarentena lo obligó a construir su propio campo de tiro para no perder tiempo de entrenamiento. Sin embargo no alcanzó y no pasó la clasificación.

Las expectativas que no se cumplieron

La actuación que más ruido hizo fue la de Delfina Pignatiello. La joven nadadora llegó tras destacadas actuaciones en los Juegos de la Juventud y en los Panamericanos. Aunque no era candidata a quedarse con una medalla, estuvo muy por debajo de su mejor versión y ella misma admitió que no llegó en las mejores condiciones tras varios meses sin poder entrenarse debido a la cuarentena que rigió en Argentina durante 2020.

Pignatiello no pasó la clasificación en los 800 ni en los 1500 metros femeninos y sus tiempos estuvieron muy lejos de sus mejores marcas.

La gran decepción fue la Selección Sub-23 de fútbol, que se despidió en primera ronda. El grupo que armó Fernando Batista viene trabajando desde hace un par de años, con oro en el Panamericano de Lima incluido, y si bien no era candidato al oro, se esperaba que al menos peleara por un lugar en el podio.

Diego Schwartzman era la gran esperanza del tenis argentino. El Peque tuvo un buen comienzo pero no pudo superar los cuartos de final, donde quedó eliminado en manos del ruso Karen Khachanov.

Los responsables

Resta una semana y las expectativas están puestas en Los Leones y en Lange/Carranza, principalmente, por ser defensores del oro. También siguen en carrera los muchachos del básquet, subcampeones del mundo, y los del vóley, aunque el camino a una medalla se ve complicado.

Lo que quedó claro en esta primera semana, una constante en todos los Juegos Olímpicos, es que los deportistas amateurs de Argentina siguen encontrándose con miles de dificultades en su preparación, no pudiéndose dedicar al cien por ciento a su disciplina por el simple hecho de que no pueden vivir de ellas.

Las redes sociales fueron caldo de cultivo para que los "haters", como indicó Delfina Pignatiello, hicieran leña del árbol caído ante deportistas que hicieron lo que pudieron, muchos de ellos en pésimas condiciones, para representar a la Argentina de la mejor manera. Fernanda Russo (tiro) fue otra que denunció ataques en las redes sociales y pidió respeto para los atletas de nuestro país.

La desfinanciación del ENARD en 2017 y la prohibición por la cuarentena de entrenar durante varios meses en 2020, levantada en junio de dicho año, son ejemplos claros de que, gobierne el color que gobierne, el deporte no es prioridad como política de Estado y los resultados, lamentablemente, están a la vista.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?