El estudio científico que generó controversias en el mundo del rugby

El estudio científico que generó controversias en el mundo del rugby

El Imperial College de Londres dio a conocer los resultados de un análisis sobre el deporte, el cual indica que su práctica podría provocar lesiones cerebrales. Hizo un seguimiento a 44 jugadores, 21 de los cuales sufrieron alguna complicación ligera.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La práctica profesional del rugby podría provocar modificaciones de la estructura cerebral, según un estudio realizado por el Imperial College de Londres a 44 jugadores profesionales. Los resultados se dieron a conocer este jueves en Reino Unido, en el marco de las preocupaciones crecientes sobre los riesgos de conmoción cerebral entre las personas que practican este deporte.

La universidad londinense hizo un seguimiento a 44 jugadores entre julio de 2017 y septiembre de 2019, 21 de los cuales sufrieron alguna lesión cerebral ligera mientras desempeñaban la actividad. Los profesionales, 41 varones y tres mujeres, fueron sometidos a una resonancia magnética y cerca de la mitad de ellos pasaron un segundo chequeo un año después.

Los resultados fueron comparados con los obtenidos por especialistas de deportes que no son de contacto, o con personas ajenas al deporte. Los resultados reflejaron que el 23 por cientos de los jugadores presentaban anomalías en los axones (prolongaciones de las neuronas), que causaban microhemorragias, sufrieran o no golpes en la cabeza durante el juego.

A estas anomalías de la sustancia blanca del cerebro, que permite las conexiones neuronales, se añaden asimismo "cambios anormales" en el volumen de esta sustancia.

"Lo que no está claro por el momento es el impacto clínico a largo plazo de esos cambios. Son necesarias investigaciones suplementarias para comprender las consecuencias a largo plazo de las lesiones repetitivas en la cabeza a lo largo de una carrera en el rugby", detalló David Sharp, autor principal del estudio, .

A mediados de julio, World Rugby anunció la extensión del recurso a expertos ajenos a los distintos equipos en caso de conmoción cerebral. En diciembre de 2020, un grupo de exjugadores anunció su idea de pedir indemnizaciones por daños a World Rugby y las federaciones inglesa y galesa en los casos diagnosticados con problemas neurológicos.

Este grupo de exjugadores consideran que el origen de sus problemas en la actualidad se deben a los numerosos choques que sufrieron en entrenamientos o partidos durante su etapa profesional.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?