Las posibilidades del boxeo argentino en los Juegos Olímpicos

Las posibilidades del boxeo argentino en los Juegos Olímpicos

El deporte que más medallas entregó al deporte argentino llega a la cita olímpica con un plantel mínimo y escasas chances de colgarse una medalla.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El boxeo, el deporte que más medallas entregó al deporte argentino, llega a la cita olímpica con un plantel mínimo y escasas chances de colgarse una medalla, tras una racha negativa que lleva un cuarto de siglo desde que en los Juegos de Atlanta 1996 el mendocino Julio Pablo Chacón logró una presea de bronce compartida nada menos que con Floyd Mayweather.

Lejos, muy lejos, están de los tiempos de medallas doradas en los puños de Víctor Avendaño, Arturo Rodríguez Jurado, Carmelo Robledo, Alberto Lovell, Oscar Casanovas, Rafael Iglesias y el inolvidable Pascual Pérez, único argentino en lograr un título olímpico y ser campeón mundial como pugilista rentado.

Las 7 medallas doradas, las 7 de plata y las 10 de bronce narran la historia de un boxeo olímpico que ya no existe por varios motivos, entre ellos la carencia de verdaderos formadores y la casi inexistencia de plazas fuertes en el interior, semillero inagotable del pugilismo de paga, como también lo fueron los clubes de barrio.

El equipo olímpico argentino concurre con cinco boxeadores: el salteño Ramón Quiroga (52 kilos), el santafesino Mirco Cuello (57), el entrerriano Brian Arregui (69), el bonaerense Francisco Verón (75) y la cordobesa Dayana Sánchez (60) serán los encargados de defender un prestigio que se construyó durante siete décadas y se diluyó en los últimos 25 años.

La canceIación del Preolímpico que iba a realizarse en Buenos Aires del 10 al 16 de mayo obligó al COI a dirimir las plazas olímpicas que faltaban (33 masculinas y 16 femeninas) de acuerdo a los rankings, procedimiento que derivó en acciones legales y deserciones de último momento, lo que benefició a Sánchez y Arregui.

El caso de Arregui es un claro ejemplo de esto. En su lugar debía viajar a Tokio el venezolano Gabriel Maestre pero éste renunció a último momento porque consiguió una pelea por el título interino welter AMB ante el canadiense Cody Crowley el próximo 8 de agosto en Minneapolis.

Arregui, medalla dorada en los Juegos Olímpicos de la Juventud, Buenos Aires 2018, merecía llegar a los Juegos por mérito propio.

En el anverso de la moneda, la cordobesa Leonela Sánchez, hermana de Dayana, fue invitada a los Juegos pero debió renunciar a los mismos por consejo de su médico, ya que fue mamá en octubre de 2020 y tuvo problemas físicos cuando intensificó su entrenamiento con la necesidad de bajar nueve kilos en 40 días.

Cuello, Verón, Quiroga y Sánchez viajaron a Tokio, vía París, acompañados por el entrenador principal Fabricio Nieva y el entrenador asistente Daniel González, en tanto que Arregui lo hará el próximo lunes, vía Amsterdam.

Las chances de medallas en Tokio son mínimas por falta de competencia, aunque Quiroga, pupilo de Chacón y medalla de bronce en los Juegos Odesur 2018 y en los Panamericanos de Lima 2019, pudo participar de un torneo preparatorio en Estambul, cayendo en semifinales.

Dependerá mucho entonces del callbre de los adversarios que tocarán en el sorteo para que las cinco esperanzas argentinas accedan a las instancias finales.

Como positivo en la preparación hay que mencionar que se realizaron cuatro concentraciones, dos de ellas en Santa Teresita. En la última participó la bonaerense Yésica Bopp, campeona minimosca AMB, quien quedó sin chances de viajar al cancelarse el Preolímpico.

La actividad en Tokio se desarrollará del 24 de julio al 8 de agosto, en el estadio Arena Kokugikan, conocido como el Salón del Sumo, y además estarán presentes dos oficiales de ring argentinos: Manuel Vilariño y Fernando Servide, árbitros y jueces internacionales de la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Aficionado).

En el boxeo olímpico los contrincantes llevan un protector en la cabeza, se disputan cuatro rounds de dos minutos con uno descanso, y el sistema es por eliminación directa hasta la final. Los perdedores de las semifinales no combaten por el tercer lugar del podio, ambos reciben una medalla de bronce.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?