Suecia venció con lo justo a Eslovaquia, es líder y arde el Grupo E de la Eurocopa

Suecia venció con lo justo a Eslovaquia, es líder y arde el Grupo E de la Eurocopa

Suecia, que comenzó la Eurocopa empatando ante España, superó por 1 a 0 a Eslovaquia y es el nuevo líder del Grupo E, que quedó muy parejo y todos tienen chances de avanzar a octavos.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Suecia le puso picante al Grupo E de la Eurocopa, al imponerse por un ajustado 1-0 a Eslovaquia, que perdió el liderazgo de la zona, gracias a la mayor ambición del elenco escandinavo en la segunda mitad liderada por Alexander Isak.

De este modo, con esta victoria y a falta del España-Polonia de este sábado, el combinado de Janne Andersson es líder con cuatro puntos, uno más que los eslovacos, y mete más presión a los de Luis Enrique si quiere llegar a la última jornada sin depender de nadie para el pase a octavos.

Suecos y eslovacos protagonizaron un trabado duelo, donde los primeros no estuvieron lo ambiciosos que se les podía reclamar tras su planteamiento defensivo del pasado lunes ante España y de cara a buscar los tres puntos, mientras que los eslovacos especularon demasiado con el hecho de tener tres puntos y se vieron desbordados en la segunda mitad por la mayor ambición de su rival.

Los primeros 45 minutos fueron seguramente de los más flojos hasta el momento de esta Eurocopa. Los dos equipos demostraron que ofensivamente no son tan poderosos y no se pudo contar ninguna oportunidad clara en el primer acto, donde el dominio se alternó con mejor inicio escandinavo y mejor final eslovaco.

El 0-0 no le servía demasiado a los de Andersson que por eso salieron con muchas más ganas tras el descanso, sobre todo un Isak que fue el mejor de los suyos tras haber pasado desapercibido en la primera parte. Del bostezo en el Krestovski se pasó a un choque con más ritmo y que tuvo una sola dirección.

Dúbravka realizó una gran parada a Augustinsson y esto desencadenó los mejores minutos de Suecia, que gozó de buenas opciones, con el delantero de la Real Sociedad siendo protagonista con un disparo que fue repelido por Skrinniar, un cabezazo, una gran jugada personal que detuvo el portero y, por último, el pase a Quaison que significó el penal que transformó Forsberg en el minuto 77. Eslovaquia, con poco de Hamsík, trató entonces de reaccionar, pero le faltaron argumentos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?