Dolor por la muerte de una gloria de San Lorenzo y la Selección

Dolor por la muerte de una gloria de San Lorenzo y la Selección

Jugó dos Mundiales y era uno de los caudillos de Los Matadores. Fue un defensor legendario y un excelso ejecutor de penales. Estaba internado en terapia intensiva desde hace dos semanas, tenía 79 años.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El tucumano José Rafael Albrecht, implacable defensor central de los míticos Matadores de Boedo, falleció hoy a los 79 años, informó San Lorenzo en sus canales oficiales. El club lo despidió con la referencia de un "jugador extraordinario, de los mejores defensores de la historia del fútbol argentino, emblema de los Matadores que se consagraron campeones invictos en 1968".

Ciertamente eso fue Albrecht, a quien bastaba mencionar con el término relativo a la provincia de la que era natural, para referenciarlo en el fútbol argentino de la época. Inició su carrera profesional en Atlético y a principios de la década del '60 pasó a Estudiantes de La Plata, donde vivió la previa de los años dorados de Osvaldo Zubeldía.

Tras permanecer dos años en el "Pincha", donde jugó 70 partidos, Albrecht fue transferido a San Lorenzo para desplegar toda su jerarquía en el Viejo Gasómetro de Boedo. Como integrante de los Matadores campeones con el DT brasileño Tim, se consolidó como un defensor central férreo, de notable capacidad para el anticipo y una evidente personalidad.

No obstante, uno de los rasgos más distintivos de su condición futbolística fue la excepcional virtud para patear penales. Infalible, Albrecht se paraba frente a la pelota casi sin tomar carrera y siempre dejaba al arquero desairado con su remate. En el San Lorenzo campeón del '68, formó una recordada defensa con el "Sapo" Villar, Oscar Calics y Antonio Rosi.

En la Selección Argentina formó dupla con el "Mariscal" Roberto Perfumo, conformando una zaga de temer para los delanteros. Jugó los Mundiales de Chile 62 e Inglaterra 66. Cuando dejó San Lorenzo, en 1970, completó su carrera en el fútbol mexicano con las camisetas de León (hasta 1974) y Atlas, donde se retiró en el '77.

La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) lo ubicó hace seis años como el séptimo defensor más goleador a nivel mundial, con 95 tantos. Estaba internado en la terapia intensiva del Hospital Español a partir de complicaciones sufridas por el coronavirus. Le habían diagnosticado una pulmonía bilateral que se había agravado por la dificultad de conseguir una cama en un centro médico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?