La inédita confesión de Guillermo Coria sobre la histórica final con Gastón Gaudio en Roland Garros

La inédita confesión de Guillermo Coria sobre la histórica final con Gastón Gaudio en Roland Garros

El Mago habló una vez más sobre aquel recordado partido, pero hizo una confesión inesperada: "Antes, durante y después de la final soñé que la ganaba".

MDZ Deportes

MDZ Deportes

En diálogo con A24, un íntimo Guillermo Coria habló sobre su infancia, la crianza de sus hijas y, como no podía faltar, la tan recordada final que perdió con Gastón Gaudio en Roland Garros en 2004. Además, explicó porqué decidió retirarse del deporte profesional con apenas 27 años. "Perdí el hambre de gloria", resaltó.

Repasá las mejores frases del Mago, uno de los mejores tenistas que tuvo la Argentina y que llegó a ocupar el puesto número 3 del Ranking de la ATP en 2004 y 2005.

Su infancia

“De chiquito no tenía todo lo que quería. Mi familia clase media baja, muy baja y luchadora. Mi viejo profesor de tenis y mi mamá ama de casa. Dependíamos de lo que le ingresara a mi viejo. Si llovía una semana entera no había un mango. Al alquiler siempre llegábamos con lo justo. Comida nunca nos faltó, pero sé que mi viejo comía un poco menos para cuidarnos a nosotros”.

“Desde los 13 años me crié solo en Europa. Cuando era chico dormí en el piso, me cagué de hambre y de frío. Por eso ganar esos primeros torneos, firmar el primer contrato y poder comprarle la primera casa a mis viejos no tiene precio. Que no suframos más con el alquiler. De no estar a siete días de tener que pagar y no tener la guita”.

Sus hijos

“Mis hijos no entendían por qué pasaban partidos donde jugaba papa. En casa no tengo trofeos ni raquetas. Pero les resultaba raro que me pidan autógrafos o fotos. Incluso en casa se enojaban conmigo porque me dicen Mago y ellos me decían ‘pero papá por qué te dicen Mago si vos no hacés ningún truco ni nada. Sos un mago trucho. La mamá le tuvo que explicar. En los cumpleaños mi nene le gritaba a los magos de los cumpleaños ‘¡Vos no sos mago! ¡Mi papá es mago!’”.

La final con Gaudio - Roland Garros 2004

“Gracias a la final perdida con Gaudio pude darme cuenta de otras cosas, de cambiar como persona, de expresar un poco más las cosas que uno va sintiendo. Antes, durante y después de la final soñé que la ganaba. Soñé también que volvía a vivir la situación y tomaba otras decisiones”, agregó. Y aclaró que con Gaudio no eran “grandes amigos”.

Su retiro

 “Me retiré joven porque perdí la pasión y el hambre de gloria”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?