La vergüenza de Pellegrino luego de la goleada histórica de Boca

La vergüenza de Pellegrino luego de la goleada histórica de Boca

El entrenador de Vélez se lamentó en conferencia de prensa y aseguró que se sienten "avergonzados".

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Mauricio Pellegrino expresó que el plantel de Vélez Sarsfield se siente "avergonzado" por la histórica goleada (7-1) que Boca le aplicó anoche en el José Amalfitani por la Copa de la Liga Profesional. El entrenador aclaró que "no hay siete goles de diferencias entre un equipo y otro", pero explicó el resultado por "errores propios y la jerarquía individual de Boca".

"Nos sentimos avergonzados por esta derrota, tanto nosotros como los futbolistas. Vélez no es esto, no es la imagen que le queremos mostrar a nuestros socios e hinchas", sostuvo en conferencia de prensa.

"Fue una derrota dolorosa en todos los niveles. No hay siete goles de diferencia entre un equipo y otro, pero hemos pecado de inocentes con errores y Boca nos lastimó prácticamente en todas sus llegadas", señaló. Al detallar las falencias de su equipo, Pellegrino reconoció "errores individuales y colectivos, de salida y también en las coberturas".

También remarcó una flaqueza anímica que posibilitó la goleada a partir del tercer tanto del rival cuando "el equipo se derrumbó". A propósito asumió: "El fútbol es todo: mentalidad, viveza, estar atentos. Hemos fallado en todos los detalles y lo hemos pagado ante un rival que tuvo un nivel de acierto muy alto".

Pese a lo categórico del marcador, Pellegrino entendió que hubo momentos de paridad en el partido: "Estábamos haciéndolo bien hasta el gol, luego empatamos y al inicio del segundo tiempo estábamos encontrando lugares para poder progresar. El partido era parejo hasta el tercer gol y a partir de ahí ellos en cada salida nos lastimaron muchísimo".

"Lo lamentamos mucho, ojalá podamos aprender de esto para poder jugar este tipo de partidos ante rivales de jerarquía", consoló.

Sin intención de excusarse, el DT de Vélez cuestionó al árbitro Diego Abal por no expulsar al defensor de Boca Nicolás Capaldo por una violenta infracción cuando el partido estaba empatado sin goles. "Era una entrada para roja, es inexplicable que no lo haya expulsado", criticó.

Finalmente, Pellegrino dejó un mensaje para la pronta reacción de su equipo: "Uno puede perder partidos pero no el nivel de competitividad, ni el corazón ni el dejar todo en el campo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?