En Barcelona solo se habla de la nueva revolución de Koeman con Messi a la cabeza

En Barcelona solo se habla de la nueva revolución de Koeman con Messi a la cabeza

El técnico tiene claro que el plantel debe acabar la remodelación iniciada el verano pasado europeo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Ronald Koeman está evidentemente dolido por el 1-4, pero cree que la gestión que se está llevando a cabo dará sus frutos en el futuro. El técnico comparte la opinión del área deportiva que pasa por abordar una segunda revolución de plantilla que complete la remodelación necesaria para volver a tener un equipo que pueda competir en Europa con plenas garantías. Koeman quiere liderar este meditado cambio porque se ve con fuerzas e ilusionado para que el Barça regrese a lo más alto.

A parte de consideraciones tácticas sobre el duelo ante el PSG, el entrenador de puertas adentro se ha mostrado confiado en el futuro siempre que se siga una hoja de ruta que pase por completar lo que ya se inició el verano pasado. El holandés llegó a Barcelona y se prescindieron de algunos pesos pesados como Luis Suárez, Arturo Vidal o Rakitic, aunque no se daban las condiciones para ir más allá en este cambio. El holandés considera básico emprender esta segunda revolución con una bases ya sentadas y hacerla entorno a Leo Messi, un futbolista que considera fundamental para que lidere el Barça en el futuro.

Ya en el pasado verano, el club intentó ampliar la lista de bajas, pero los sueldos de algunos jugadores blaugrana hicieron inviable cualquier salida. Tras el nuevo traspiés humillante en Europa, tanto Koeman como el área deportiva se han reafirmado en la necesidad de que algunos futbolistas intocables acaben su ciclo en el club blaugrana para dejar paso a nuevos futbolistas con un perfil de juego muy claro. El Barça quiere apostar por aportar más frescura física al equipo y, sobre todo, juventud. No habrá mucho dinero para fichar, pero hay operaciones de jugadores que podrían llegar con la carta de libertad muy interesantes. En todo caso, Koeman deberá hablar con el nuevo presidente para afrontar esta necesaria segunda revolución.

El entrenador firmó dos años y era consciente de que esta temporada era más para sembrar que para recoger títulos. Es consciente que se le juzgará por los resultados y es probable que no se gane nada, aunque sí hasido capaz de asentar en el primer equipo a jóvenes como Araújo o Pedri y ha conseguido mejorar a De Jong o Dembélé. Todo se verá a finales de temporada, pero el holandés ha hecho méritos para tener una segunda oportunidad en un nuevo proyecto que debería ser el del relanzamiento del Barça.

El equipo blaugrana debe, ahora, acabar la temporada de la mejor forma posible. Y Koeman cree que el equipo puede seguir creciendo en un curso que puede servir mucho para el futuro. El mensaje a los jugadores ha sido claro para que no bajasen los brazos porque, a pesar de los tropiezos ante Sevilla y PSG, el equipo ha ido creciendo a lo largo de la temporada. Koeman tiene claro que en Europa, hoy por hoy, no les llega para competir pero que en Liga y Copa se pueden dar alegrías. El entrenador está muy contento con los fichajes jóvenes y cree que algunos se convertirán en auténticas estrellas mundiales en los próximos años. Cree mucho en el futuro.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?