Real Madrid no pudo con Osasuna y comparte el liderazgo en España

Real Madrid no pudo con Osasuna y comparte el liderazgo en España

El Merengue empató sin goles en su cancha y sigue siendo puntero aunque ahora lo acompañan Sevilla, Betis y Real Sociedad. El envión anímico por ganar el clásico, no alcanzó.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Real Madrid vio frenado su positivo estado de ánimo tras ganar el pasado domingo el Clásico después de no pasar del empate sin goles este miércoles en el Santiago Bernabéu ante un férreo Osasuna, que anuló completamente el ataque del conjunto madridista, otra vez atascado en su feudo.

Volvía el equipo de Carlo Ancelotti a su feudo tras dos victorias a domicilio, la última de gran valor anímico en el Camp Nou, pero no pudo hacer sonreír a sus aficionados, frente a los que tropezó por tercer partido seguido. Tras no poder con el Villarreal ni con el Sheriff (1-2), tampoco fue capaz ante un rival que mantuvo su condición de invicto a domicilio y que confirmó su gran inicio de temporada. No concedió demasiado el conjunto de Jagoba Arrasate, que además tuvo seguramente la mejor ocasión del duelo.

En busca de su tercera victoria consecutiva, el técnico italiano retocó su once respecto a sus dos últimas victorias con las entradas de Carvajal, Camavinga y Asensio y el equipo pareció resentirse en su engranaje ofensivo, también por mérito del conjunto 'rojillo', que se plantó ordenado con sus tres centrales y dispuesto a hacerle un partido largo a los locales.

El primer acto fue un monólogo madridista porque Osasuna apenas se pudo desplegar hacia la portería de Courtois salvo en dos acciones muy esporádicas, sin demasiado peligro, en el tramo final. Pero aunque el partido estuvo volcado hacia el área de Sergio Herrera, las ocasiones fueron con 'cuentagotas'.

El Real Madrid lo intentó amparado en su casi apabullante dominio, pero los caminos estaban 'minados' por el planteamiento 'rojillo', advertido sobre dejar pocos espacios. Un potente, aunque muy centrado, disparo de Militao, y uno con más aroma de peligro, cruzado, de Vinicius, fueron los mayores sustos que recibió el equipo navarro antes del descanso.

Ancelotti metió a Rodrygo por Camavinga, lastrado también por una tarjeta amarilla, para retrasar a Asensio como interior y buscar más fluidez en los metros finales. Pero no hubo mejora en el conjunto madridista y los minutos se consumieron. Casemiro, en un disparo desde el centro del campo, y dos internadas de Marcelo fueron las últimas 'balas', de fogueo ante la coraza 'rojilla'.

Los datos del partido

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?