Bagnaia se cayó sobre el final y Quartararo es campeón del MotoGP por primera vez

Bagnaia se cayó sobre el final y Quartararo es campeón del MotoGP por primera vez

Pecco Bagnaia lideraba sin problemas el Gran Premio de Emilia-Romaña cuando se fue al piso a falta de cuatro vueltas, por lo que Fabio Quartararo se consagró campeón del MotoGP, el primer francés en lograrlo, a falta de dos carreras. Marc Márquez ganó la carrera.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El piloto francés Fabio Quartararo se consagró este domingo campeón del MotoGP y pasó a la historia al ser el primer motociclista de su país en coronarse en la categoría reina. El de Yamaha finalizó cuarto en una carrera emotiva que tuvo al italiano Francesco Bagnaia como líder, por lo que postergaba la definición, hasta que se cayó a falta de cuatro vueltas dejando servido el título al galo a falta de dos carreras.

El español Marc Márquez ganó el Gran Premio de Emilia-Romaña, seguido por Pol Espargaró, mientras que Enea Bastianini completó el podio en una jornada que también fue especial para Valentino Rossi, quien en Misano corrió su última carrera en su país.

Pecco Bagnaia largó con todo y rápidamente comenzó a abrir hueco respecto a todos sus rivales, con el australiano Jack Miller cubriéndole las espaldas y con el también italiano Luca Marini un poco más atrás, cerrando el grupo principal. En tanto, el español Marc Márquez realizó una muy buen salida en la que recuperó cuatro posiciones, ya que en la vuelta inicial pasó desde la séptima plaza de la formación de salida a la tercera.

Márquez comenzó a apretar a Jack Miller, quien en la cuarta vuelta no pudo aguantar la presión y entró jugado en la curva 15, en donde perdió adherencia en la rueda delantera y terminó por los suelos, dejando el camino libre al piloto de Honda para intentar atacar al líder de la prueba, con su compañero de equipo, Pol Espargaró, tras él.

Mientras tanto, el líder del mundial, el francés Fabio Quartararo, quien salió desde una muy retrasada decimoquinta posición se lo fue tomando con mucha calma, con el único objetivo de no cometer ningún error y ganando poco a poco posiciones para ser décimo en el sexto giro, pero lejos, a más de siete segundos, de la cabeza de carrera.

Quartararo dejó claro de arranque que su objetivo era ser campeón del mundo sin cometer errores y si para ello había que esperar a la siguiente cita de Portimao, en Portugal, lo haría sin problemas.

Pecco Bagnaia y Marc Márquez se fueron distanciando de sus rivales poco a poco para convertirse en los únicos aspirantes claros a pelear por la victoria, con Pol Espargaró peleando el tercer peldaño del podio con el portugués Miguel Oliveira, pero sin que ninguno se saliese de su papel en ningún momento, para no forzar errores antes de tiempo.

Con el piloto de Honda pegado a la Ducati de Bagnaia, su compañero en el equipo energético, Pol Espargaró, logró dejar atrás a Oliveira, detrás del cual se formó un sexteto en el que estaban los españoles Aleix Espargaró, Alex Rins, los franceses Fabio Quartararo -por entonces séptimo- y Johann Zarco y los italianos Luca Marini y Franco Morbidelli.

Bagnaia no se dejó amilanar por los ataques de Márquez, sin embargo todo se fue a pique cuando terminó cayéndose a falta de cuatro vueltas para el final -como también el portugués Miguel Oliveira- y le entregó la victoria en bandeja a Marc Márquez y el título mundial a Fabio Quartararo, que llegó a ponerse tercero, pero en la última vuelta lo superó un Enea Bastianini que quería repetir podio y lo consiguió sin demasiada oposición del francés, al que le valía cualquier resultado y le bastó con ser cuarto para ser campeón del mundo por primera vez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?