El deporte escolar que está a punto de hacer historia para Argentina

El deporte escolar que está a punto de hacer historia para Argentina

La Selección argentina de handball, cuyo deporte casi todos jugamos alguna vez en la escuela, está a un paso de meterse entre los mejores del mundo. Los Gladiadores enfrentan esta tarde a Qatar en busca de un logro histórico: ¿qué necesitan?

Lucas Burgoa

Lucas Burgoa

Hace unos 60 años Alemania dio un paso vital en el desarrollo del handball de su país al instalarlo como deporte escolar, ya que el entrenamiento del balonmano es uno de los más completos y los profesores de educación física entendieron que era la mejor forma de incentivar la actividad física de los más chicos a través de un juego que, además, es sumamente entretenido.

La iniciativa alemana se replicó rápidamente en el resto de Europa y con los años también lo hizo en el resto de los países occidentales. Según relata Juan Carlos Rennis en su libro De mano en mano, 1965 fue el año en el que Argentina empezó a dar sus primeros pasos con el handball en los colegios.

En la actualidad, las escuelas son un elemento clave para el desarrollo de la disciplina pues es ahí donde la gran mayoría de los chicos que luego terminan jugando al handball hacen su primer contacto con este deporte para luego pasar a los clubes. Y tras más de cinco décadas de trabajo a pulmón, como el de todo deporte amateur en nuestro país, el handball argentino está a un paso de hacer historia.

Pese a que los primeros pasos comenzaron a darse en los 60, el balonmano a nivel nacional empezó a afianzarse en los 80', cuando la Selección argentina comenzó con sus primeras competencias internacionales. Y hubo que esperar hasta 1995 para ver al combinado albiceleste arriba de un podio, cuando se quedó con la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos disputados en Mar del Plata.

El equipo que se colgó el bronce en Mar del Plata.

A partir de allí no se bajó nunca más del podio, aunque recién en Guadalajara 2011 pudo quedarse por primera vez con la medalla de oro, algo que repetiría en Lima 2019. Pero a ese protagonismo continental le estaba faltando presencia a nivel mundial.

En 1997, en Japón, Argentina disputaría por primera vez una Copa del Mundo, a la que asiste ininterrumpidamente desde entonces, y sus mejores participaciones se dieron en Suecia 2011 y Qatar 2015, terminando en el 12º puesto en ambas ediciones. Y en el medio se dio la primera participación en los Juegos Olímpicos, en Londres 2012, para volver a decir presente en la cita siguiente, Río 2016.

Hoy, a partir de las 14, Los Gladiadores enfrentarán a Qatar buscando hacer historia, una vez más. Es que el Seleccionado de Manolo Cadenas está protagonizando una gran actuación en la Copa del Mundo Egipto 2021, donde el sábado venció a Croacia, vigente subcampeón europeo, que ostenta un título mundial y tres subcampeonatos.

Dinamarca lidera el grupo con 8 puntos, seguida de Argentina con 6, Croacia con 5 y Qatar con 4. ¿Qué necesita nuestra Selección? Si el equipo albiceleste le gana a Qatar se clasificará automáticamente. Si empata, necesitará que Croacia le gane a Dinamarca. Y si pierde necesita que Dinamarca-Croacia termine igualado y allí empezará a jugar la diferencia de gol.

Si se dan los resultados, Los Gladiadores jugarán por primera vez en la historia los cuartos de final de un Mundial y automáticamente habrán firmado su mejor participación en el torneo. El deporte que se juega en las escuelas, a un triunfo de meterse entre los ocho mejores del mundo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?