Vélez se quedó con la Fase Complementación y sueña con la Sudamericana

Vélez se quedó con la Fase Complementación y sueña con la Sudamericana

En San Juan, Vélez Sarsfield venció por 3 a 1 a Rosario Central y se quedó con la Fase Complementación de la Copa Diego Maradona. Ahora deberá enfrentar al perdedor de la final que juegan este domingo Boca y Banfield por un lugar en la Sudamericana 2022.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Vélez Sarsfield se adjudicó esta noche la Fase Complementación de la Copa Diego Maradona al derrotar a Rosario Central por 3-1, en la definición desarrollada en la ciudad de San Juan.

En el Estadio del Bicentenario, el equipo dirigido por Mauricio Pellegrino ganó el derecho de pugnar por un cupo hacia la Copa Sudamericana 2022, enfrentándose al perdedor de la definición que sostendrán este domingo Boca Juniors y Banfield, en el mismo escenario.

Ricardo Centurión y Thiago Almada, ambos mediante tiros penales, además del juvenil delantero Florián Monzón, convirtieron los goles del equipo de Liniers que –a mitad de semana- había quedado al margen de la Copa Sudamericana, al ser eliminado por Lanús en una de las semifinales.

El joven mediocampista Alan Marinelli, una de las revelaciones del certamen y del equipo de Cristian ‘Kily’ González, había señalado el empate provisorio para el equipo de Arroyito (Pt. 25m.).

El árbitro Patricio Loustau mostró la tarjeta roja en tres ocasiones: en el equipo rosarino se fueron antes a las duchas los defensores Jonathan Bottinelli (St. 33m.) y Damián Martínez (St. 42m.), mientras que el volante chileno Pablo Galdames (St. 38m.) se retiró expulsado en el conjunto velezano.

Vélez dispuso de mayor tenencia de pelota en la primera mitad del primer tiempo y se puso rápidamente en ventaja a los 8 minutos cuando Bouzat aprovechó un yerro en un cierre de Laso, que cometió penal. Entonces, Centurión lo cambió por gol, con un tiro a la derecha del arquero Miño.

Y Central, que había salido dispuesto a atacar por las bandas, sintió el golpe y quedó muy atrás, sin poder recuperar la pelota en el medio y con sus delanteros muy aislados.

Empero la posesión de Vélez sólo le alcanzó para llegar con un remate de afuera de Centurión, bien atajado por Miño, a los 20m.

El equipo auriazul que sólo había mostrado una saludable vocación ofensiva en el comienzo, se recuperó a los 25 minutos, cuando Giannetti dejó corto un rechazo cerca del área, Vecchio le pegó de derecha, Hoyos la manoteó, la pelota rebotó en el travesaño y Alan Marinelli llegó primero para puntearla de zurda al fondo del arco, en una gran reacción del goleador.

Central jugó mejor en el comienzo del complemento, con la habilidad de Emiliano Vecchio, y dispuso de su llegada más clara a los 8 minutos, cuando tocaron Gamba y Marinelli para Luciano Ferreyra, quien quedó solo con el arquero Hoyos, quien salvó su arco con el pie izquierdo.

Hasta que a los 32', una incursión del recién ingresado Guidara terminó con una mano en el área de Bottinelli (se fue expulsado) y la correspondiente sanción penal de parte del árbitro Patricio Loustau. La ejecución, a cargo de Almada (35'), supuso el desnivel en favor de los de Liniers.

El encuentro se descontroló, con piernas fuertes y brusquedades que derivaron en dos expulsiones más (Galdames por el lado de Vélez; Damián Martínez, en Central).

Sin embargo, la frescura de los relevos le otorgó la confianza al conjunto de Liniers que, en tiempo de descuento, sentenció la historia con una definición premium del pibe Monzón. 3-1 y partido terminado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?