Polémica en puerta: el PSG envuelto en un nuevo escándalo mundial

Polémica en puerta: el PSG envuelto en un nuevo escándalo mundial

La justicia suiza pide 28 meses de cárcel para Nasser Al-Khelaifi, presidente del club parisino y también de la compañía beIN Media, por un posible caso de corrupción en torno a los derechos televisivos. Jérome Valcke, ex número 2 de la FIFA, es otro de los acusados.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La fiscalía suiza solicitó este martes tres años de prisión para el antiguo número 2 de la FIFA Jérôme Valcke y 28 meses para el presidente de beIN Media y del París Saint-Germain, Nasser Al-Khelaifi, por un caso de derechos de televisión, según la agencia suiza Keystone ATS.

Se trata de las primeras penas de prisión solicitadas en suelo europeo en los numerosos casos que han ensuciado el fútbol mundial en los últimos años, tras las condenas dictadas en Estados Unidos contra antiguos dirigentes sudamericanos.

Valcke comparece desde el lunes en el Tribunal Penal Federal de Bellinzona (Suiza), en dos casos relacionados con su búsqueda de dinero para asegurar un elevado tren de vida, resumió el fiscal federal Joël Pahud, citado por la agencia suiza Keystone-ATS. 

En el primer caso, la fiscalía le cuestiona haber solicitado en 2013 la ayuda de Al-Khelaifi para comprar una lujosa villa en Cerdeña, en el momento en el que beIN negociaba la prolongación de sus derechos de televisión en el norte de África y Medio Oriente para los Mundiales de 2026 y 2030.  

Jérôme Valcke.

Al-Khelaifi adquirió la casa por cinco millones de euros a través de una sociedad cedida casi de inmediato a uno de sus colaboradores más cercanos, antes de ponerla a disposición de Valcke. El asunto era privado, aseguran los dos acusados, sin esclarecer totalmente su motivación pero negando vínculos con el contrato que cerró beIN con la FIFA en abril de 2014.

Valcke, en su declaración, ha confirmado que le trasladó sus problemas económicos al dirigente del PSG y de beIN Media debido a sus "relaciones amistosas desde hace años". Y de ahí que la justicia suiza crea que esas dificultades económicas que vivía Valcke fueron aprovechadas por Al-Khelaifi en forma de soborno para facilitar las negociaciones sobre los derechos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?