Con Benedetto, Olympique de Marsella venció a PSG en un clásico caliente que tuvo cinco expulsados

Con Benedetto, Olympique de Marsella venció a PSG en un clásico caliente que tuvo cinco expulsados

Olympique de Marsella venció por 1 a 0 al Paris Saint-Germain en un clásico francés que estuvo caliente desde el comienzo y terminó con cinco expulsados: tres para el PSG, entre ellos Leandro Paredes, y dos para la visita, incluido el Pipa.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El clásico francés disputado en el Parque de los Príncipes condenó al París Saint Germain, superado por el Olympique Marsella por 1 a 0 en un duelo picante de principio a fin que terminó con cinco expulsados, tres del conjunto parisino y dos de su rival, a causa de una trifulca final.

Malos modos, pérdidas de nervios y cuentas pendientes entre todos los jugadores enredaron el tramo final del choque, desatado después de un encuentro con duras entradas, acusaciones verbales y desafíos.

Al final, el argentino Leandro Paredes y Lanvin Kurzawa del París Saint Germain y Jordan Amavi y el argentino Dario Benedetto del Marsella fueron expulsados. El VAR, a continuación, advirtió de un comportamiento antideportivo de Neymar. El árbitro lo revisó y el brasileño se marchó a las duchas también antes del final.

Fue el triste final de un partido intenso que se desequilibró en una acción que llegó a la media hora. Una falta ejecutada desde la zona de tres cuartos por Dimitri Payet fue rematada por Florian Thauvin, que se adelantó a la zaga y por el palo corto superó a Sergio Rico.

El conjunto de Thomas Tuchel acumula tres derrotas seguidas. A la sufrida en la final de la Liga de Campeones contra el Bayern Múnich se unen las dos del inicio de la competición gala.

Sin Kylian Mbappe, ni Marquinhos ni Mauro Icardi, aún en cuarentena por el positivo de coronavirus, el conjunto de Tuchel quedó en manos de la inspiración de Neymar y el empuje de Ángel Di María, que volvieron tras pasar los quince días de encierro por la Covid 19.

En un partido intenso y picante el campeón francés no disimuló su impotencia ante un adversario bien armado que evitó cualquier contratiempo y desquició a su rival, impotente hasta el final y sin puntos después de dos jornadas disputadas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?