Borré se animó a hablar de Gallardo en River: "Cuando se calienta..."

Borré se animó a hablar de Gallardo en River: "Cuando se calienta..."

El colombiano contó muchas cuestiones personales y se animó a hablar del entrenador Millonario.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Rafael Santos Borré es sin lugar a dudas una pieza clave en el River Plate de Marcelo Gallardo. No sólo corre los 90 minutos sino que además alienta como un hincha más cuando no está en el terreno de juego. Pero todo éxito tomó su tiempo, y fueron varios los obstáculos que superó el atacante barranquillero antes de poner su nombre en la cúspide. Pese a no estar involucrado en actos de indisciplina, acá recordamos algunas frases que marcaron la vida de este futbolista cafetero, que deja en alto la bandera de nuestro país...

Abandonar a sus padres

Dejar el hogar siempre da nostalgia. Pero mucho más si se abandona desde muy pequeño. Tal y como le sucedió a Rafa, que tuvo que cambiar de aires y vivir experiencias nuevas en tierras vallecaucanas.

"Y allí estuve hasta llegar al equipo provisional. Fui solo, hice todo el proceso solo. Desde los 13 años hasta los 17, 18 que debuté. Fueron cinco, seis años". Muchas veces pensé en volver a casa, los años en Cali se hacían muy complicados", explica..

"A medida que pasaban los entrenamientos, ir al colegio pero sin tus padres, tenerlos lejos y no tener la posibilidad de verlos a mitad de año o en diciembre me hizo pensar en volver. Ahí fue muy importante mi padre porque fue determinante mantenerme siempre fuerte. Me decía que yo podía lograr lo que quería pero que esto era un sacrificio para que más adelante diera sus frutos".

Sus referentes

El sueño siempre fue seguir sus pasos. Es por ello que a la hora de hablar de cada uno los elogia hasta más no poder.

"Me fijaba mucho cómo jugaban Teo, Bacca y Arzuaga. Sobre todo para aprender sus movimientos en la cancha, pero me impresionaba la forma en como definían. Para mi fueron unos grandes referentes, especialmente Teo Gutiérrez que es mi paisano. También veo mucho a Falcao y siempre me ha encantado el Manchester United. Tenía el sueño de ser el primer colombiano en llegar allá. Ya lo consiguió él; sin embargo, ahora quisiera poder jugar junto a él en este gran club (Atlético)".

La pesadilla en el Viejo Continente

Aunque el Atleti puso sus ojos en él, al final Borré acabó siendo cedido al Villarreal, club en el que tuvo pocas oportunidades, disputando 30 juegos y marcando 4 goles. Así recuerda Rafa el infierno que vivió y que casi acaba con su carrera.

"Podía haberme quedado en el fútbol español (...) pero yo quería jugar en un equipo grande y pelear títulos y campeonatos y todo eso lo puedo conseguir con este club. También quería tener minutos y cuando salió esto me interesó mucho. Me gustó la idea del club de contar conmigo para este proyecto. Cuando estaba en Villarreal y no tenía la oportunidad de jugar, pensé que el fútbol no era lo mío y me quería devolver a Colombia".

Su fichaje por River

No era cualquier reto. Uno de los clubes más importantes del mundo apostaba por Santos Borré. Sin embargo, hubo alguien clave en toda esta operación para que el barranquillero optara por salir del Viejo Continente. Y así lo revela.

"Lo que más me motivó fue el llamado de Gallardo. Tenía motivos para quedarme en el fútbol español, pero cuando apareció River me gustó mucho poder venir a un club tan grande. Cuando me cruzaba a Teo o a Falcao, siempre me contaban lo lindo que era jugar acá, que les permitía conseguir grandes cosas y que eran muy queridos. Cuando surgió la chance, supe que era mi oportunidad para pelear cosas importantes".

¿El Cholo o Gallardo?

Dos de los mejores técnicos argentinos en la actualidad han orientado a Rafael Santos Borré. Siendo Simeone con el que menos tiempo compartió, pero que sin lugar a dudas le aprendió muchísimas cosas.

"Ambos manejan muy bien el grupo y el vestuario, saben cómo llegarle al jugador, cómo hablar, corregir y meterse dentro de ellos para que hagan lo que quieren. Y también la forma de vivir el día a día. Son personas muy intensas y siempre quieren que des el máximo. Cuando estás cansado, te alientan a que puedas dar un poco más. Esa intensidad te ayuda a mejorar mucho. Después, tienen estilos diferentes".

"A Gallardo le gusta tener el balón, dominar el juego, recuperar rápido la pelota y ser un equipo intenso para presionar. Simeone quizá se siente más cómodo con el equipo replegado, recuperando, saliendo rápido y haciendo un fútbol más directo. Pero son estilos que se rescatan y ambos dan muy buenos resultados".

Lo que representa Gallardo

Lo considera su verdadero 'padre' del fútbol. Una vez se puso a sus órdenes, Rafa cambió del cielo a la tierra. Por eso, cuando de Gallardo se habla, Borré se pone de pie y se saca el sombrero como motivo de respeto.

"El cambio vino con la pretemporada en Miami, la primera con el equipo. Gallardo habló conmigo y me dio un panorama de lo que quería que fuera para el equipo, intensidad, recuperar, aguantar el juego, ser más punzante en el área. Fui cambiando esos detalles y el resultado se vio rápido. Ganamos el clásico en Mar del Plata con gol mío y eso me dio mucha confianza para afrontar el año".

"Es un entrenador con una mentalidad ganadora. Siempre quiere ganar y hace todo por lograrlo. Cuando no puede se siente incómodo y te lo demuestra en todo momento. A todos nos tiene cortitos, incluso a Ponzio. Por ahí el que no está bien o está un poco relajado puede salir y entrar otro que esté bien. Es un equipo que me llama mucho la atención".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?