El principal dolor de cabeza de Marcelo Gallardo para la reanudación de la Copa Libertadores

El principal dolor de cabeza de Marcelo Gallardo para la reanudación de la Copa Libertadores

Con las fechas confirmadas para la reanudación de la Copa Libertadores, los equipos argentinos comenzaron a trabajar en el armado de la logística para la vuelta a los entrenamientos y River Plate se encontró con un gran problema: sus seis futbolistas extranjeros no están en Argentina.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Con las fechas confirmadas por la Conmebol para la reanudación de la Copa Libertadores, que tras el pedido de los clubes argentinos apenas accedió a postergar sus regresos 48 horas y volverán a jugar el 17 de septiembre, los equipos comenzaron a trabajar en el armado de la logística para la vuelta a los entrenamientos y River Plate se encontró con problema que le traerá varios dolores de cabeza: sus seis futbolistas extranjeros no están en Argentina.

Para empezar, los equipos argentinos que juegan la Copa confían en que esta semana, a partir del jueves, el AMBA ingresará en una nueva fase de la cuarentena y podrán regresar a los entrenamientos. Pero Gallardo no podrá contar de arranque con sus seis futbolistas extranjeros, ya que , según detalla el diario Olé, están todos en el exterior: Nicolás De La Cruz en Uruguay, Robert Rojas en Paraguay, Paulo Díaz en Chile y Rafael Santos Borré, Juan Fernando QuinteroJorge Carrascal en Colombia. 

Traerlos de vuelta al país no será nada fácil. Con las fronteras cerradas para los vuelos comerciales debido a la pandemia de coronavirus, cada futbolista deberá obtener un permiso especial primero para salir de sus respectivos países y, luego, para poder ingresar a la Argentina.

En segundo lugar, una vez en el país deberían cumplir con los 14 días de cuarentena que rigen para todos los que llegan desde el exterior, con lo cual se perderían dos semanas de prácticas junto al resto de sus compañeros bajo el mando de Marcelo Gallardo. En este sentido, en River manejan la posibilidad de obtener un permiso que los exceptúe, para lo cual deberían testear a los futbolistas para garantizar que no han contraído el virus.

Lo único que tranquiliza un poco a Gallardo y su cuerpo técnico es que los jugadores en cuestión han podido entrenarse sin problemas ya que en sus ciudades cuentan con mayores permisos de los que cuenta por estos días el AMBA y, desde lo físico, no presentarían problemas para ponerse a punto cuando llegue el momento de entrenarse en Núñez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?