Marcó una era en el arco de River y confesó que de chico era de Boca

Marcó una era en el arco de River y confesó que de chico era de Boca

El ex arquero Franco Costanzo, quien ganó tres títulos con la camiseta de River, confesó que de chico era hincha de Boca Juniors. Además, habló de Leo Messi, de la pelea Tuzzio-Ameli y de la bronca que le quedó después de atajarle un penal a Riquelme en La Bombonera.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Franco Costanzo marcó una era en el arco de River Plate, con su estilo arriesgado a la hora de jugar, con los tres títulos que ostenta en su palmarés, integrando planteles inolvidables, pero también por una pinta que levantaba varios suspiros en la platea femenina del Millonario. Y de otros clubes también.

El ex arquero del Millonario, quien nunca habló con la prensa en su época por el club de Núñez y, reconoce, le valió que lo criticaran más de la cuenta cuando cometía un error, brindó una extensa entrevista al diario La Nación, con las clásicas 100 preguntas de Diego Borinsky, en la que hizo un repaso de su carrera y tocó varios temas interesantes desde Basilea, Suiza, donde vive junto a su esposa mendocina, Carla, y sus cuatro hijos: Emma, Zoe, Ciro y Sienna.

Pese a estar identificado con los colores de River, donde hizo inferiores, reveló que de chico era hincha de Boca Juniors. "En casa, mi vieja era de San Lorenzo, mi hermana de River y el resto éramos de Boca", contó, y agregó que "obviamente, después terminamos siendo todos de River, menos mi viejo, que cuando jugaba un clásico en primera me decía: 'Que te vaya bien y empatemos'. Hasta ahí llegaba su amor", bromeó.

Costanzo en Basilea, donde reside desde hace varios años.

Luego explicó que ese sentimiento se terminó desvaneciendo una vez que llegó a la pensión del club de Núñez. "Los jugadores de fútbol no somos como el hincha común, nos pasa otra cosa. Yo crecí en River, viví 3 años en la pensión de River, estudié en River, estuve 10 años en el club, no hay manera de que no te transformes y termines queriendo los colores y sintiendo que River es tu club. Yo hoy soy de River y mi hermano mayor, que era de Boca, es fanático de River y lleva a sus hijos al Monumental. Ni te digo cómo festejé estos años ni cómo grité los goles en Madrid", relató.

Los duelos contra Leo Messi

Costanzo tuvo el privilegio de enfrentar tres veces en su carrera a Lionel Messi. Una con el Deportivo Alavés y las otras dos con el Basilea, por la Champions. Y las tres veces fue víctima de la voracidad goleadora de la Pulga.

"En el de vuelta con Basilea, Barcelona estaba casi clasificado y puso algunos suplentes. Ganábamos 1-0, entraron Messi y Eto'o, y en la primera que agarró Messi me hizo su clásico gol: entró de derecha al medio y la puso contra un palo. Vos sabés lo que va a hacer pero no podés evitarlo, tiene una velocidad y una precisión descomunales", analizó el ex arquero.

Luego contó que "trato de ver todos los partidos de Messi por la tele: por más que no meta goles, o no haga un gran partido, algo que no ocurre con frecuencia, igual por ahí te mete un control o un dribbling que decís: '¡No, este flaco no puede ser!'. Con mis hijos vemos los partidos y me preguntan: '¿Y vos jugaste contra Messi?'. Les cuento que sí, y está bueno para que sepan que jugué a un nivel importante".

Finalmente, destacó a la Pulga como "el más grande de todos, no he visto nada igual". Y argumenta que "viene batiendo récords desde hace más de 10 años, 40 o 50 goles por temporada, cifras insólitas, y todos los años creés que va a bajar y no baja nada, sigue con el mismo hambre. Y además fuera de la cancha es un ejemplo, cero polémica. Leí que Stoichkov declaró el otro día que daría su Balón de Oro por ver campeón del mundo a Messi, y creo que son muchos los grandes jugadores no argentinos que quieren que Messi gane un Mundial. Despierta eso de 'puta, este flaco no puede no ganar el Mundial', ese deseo de que ojalá se le dé. Sería coronar esta cosa de locos que viene haciendo desde hace 15 años".

La pelea Tuzzio-Ameli

En 2005 el mundo River se vio convulsionado cuando salió a la luz que la esposa de Eduardo Tuzzio le había sido infiel con su compañero y amigo, Horacio Ameli. Un escándalo que pegó en el plantel y terminó teniendo sus consecuencias en lo deportivo, sobre todo en una Copa Libertadores en la que el Millonario se erigía como candidato.

"Afectó muchísimo, porque veníamos súper bien y nos tomó por sorpresa. Fue dificilísimo sobrellevarlo a nivel vestuario, no sabíamos cómo hacerlo, fue lo más fuerte que viví dentro de un plantel", recuerda Costanzo. 

"Estábamos todos shockeados, se suspendió la práctica, nos quedamos en stand by y empezaron las reuniones: qué hacemos, por dónde seguimos, tratemos de que esto no salga de acá. Y a las 2 horas estaba en todos los programas. Era imposible que no se supiera", agregó al respecto, y concluyó diciendo que "para mí fue muy duro porque era amigo de los dos. Hablé con ambos y no tomé partido por ninguno. No soy quién para hacer un juicio de valor".

El sabor amargo de atajarle un penal a Riquelme

Durante el Superclásico del Clausura 2001, Franco Costanzo le atajó un penal a Juan Román Riquelme en la Bombonera. Sin embargo, el recuerdo de aquella jugada no es el mejor, ya que en el rebote el 10 de Boca metió el gol de cabeza y luego Boca Juniors ganaría por 3 a 0. Además, aquel partido quedó en la historia porque fue el día que Román festejó por primera vez como el Topo Gigio.

"Es una lástima que mis compañeros no llegaran al rebote y Riquelme metiera el gol de cabeza. ¡Qué bronca!", es lo primero que responde el ex arquero, y relata que "se penal lo pasan seguido en la tele, porque después Román le hizo el Topo Gigio a Macri, y yo aparezco en el medio, como actor secundario".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?