Los sueños rotos de los clubes que serían rivales de River y Boca

Los sueños rotos de los clubes que serían rivales de River y Boca

Pronunciamiento de Entre Ríos y Claypole serán los rivales de River y Boca en los 32avos. de final de la Copa Argentina, pero la pandemia de coronavirus aplacó el entusiasmo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Pronunciamiento de Entre Ríos y Claypole serán los rivales de River y Boca en los 32avos. de final de la Copa Argentina, pero la pandemia de coronavirus aplacó el entusiasmo de enfrentarse a los dos colosos del fútbol argentino y los obligó a enfocarse en las necesidades de sus propios futbolistas ante el complejo contexto socioeconómico de la emergencia sanitaria.

En diálogo con Télam, Hernán Orcellet y Roque Drago, los entrenadores de cada equipo, remarcaron su inquietud sobre el presente de sus planteles y por el futuro del fútbol argentino, aún sin fecha definida de regreso.

"Estamos como la mayoría de los clubes, con los inconvenientes lógicos que generó esta pandemia. No se puede entrenar y muchos jugadores terminarán su vínculo a fin de mes. Como cuerpo técnico pasamos trabajos diarios por una cuestión humana más que deportiva porque hay varios que no tienen definido su presente", dijo Orcellet.

"Estamos preocupados por la situación del país y del mundo. Con ansiedad por el encierro y con la necesidad de volver a lo nuestro", señaló Drago, entrenador de Claypole.

La prioridad del cuerpo técnico de Defensores de Pronunciamiento, que milita en el Federal A, pasa por el factor anímico y mental de sus jugadores frente a la inestabilidad laboral.

"No es fácil entregarle el trabajo a un jugador y ese jugador no sabe cómo continuará su vida dentro de un mes, si tendrá club en los próximos meses o debe esperar hasta el año que viene. Es una situación compleja", señaló Orcellet a Télam quien reiteró que muchos de sus dirigidos no tienen resuelta la continuidad.

"El club está haciendo un esfuerzo importante para cumplir en lo económico. Los jugadores terminaron de cobrar abril y dentro de lo que es el fútbol argentino, bastante bien, pero no lo más preocupante no es hoy sino lo que vendrá, especialmente desde el 30 de junio", resaltó el ex volante de Gimnasia de Concepción del Uruguay y Argentinos Juniors.

Del lado de Claypole, que compite en la Primera D, Drago marcó diferencias con respecto al club entrerriano.

"Por el momento vamos a tener a todos los jugadores. Se van a quedar todos. Para los jugadores es también una tranquilidad que tengan trabajo en el regreso. Claypole es un privilegio dentro de muchas categorías. Todos están cobrando normal", apuntó Drago en diálogo con Télam.

La noticia del enfrentamiento ante River y Boca, en los primeros meses del año, fue recibida con exaltación por jugadores, cuerpo técnico y dirigentes de las dos instituciones, pero la suspensión del fútbol por la pandemia de coronavirus, junto con el resto de las actividades en la Argentina, frenó ese impulso.

"El partido con River quedó en un tercer o cuarto plano. No hay cuestión más importante que el jugador, de cómo resolverá su situación, su vida en los próximos seis meses si no tiene club. Ojalá que esto termine pronto para el bien de todos en general porque todos necesitamos estamos tranquilos", aseguró Orcellet.

"Pienso mucho más en el torneo, en poder ascender y prepararnos para eso. Para mí es algo más motivante para el club, para los chicos, que se empañó con todo esto. Si bien es Boca, no sería lo mismo sin público. Sería lindo para ellos jugar en situación normal y con un marco que desborde de público. A mí me preocupa que lo primero que viene es Boca y sin tiempo de preparación", manifestó Drago, entrenador del club de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Claypole contabiliza dos meses de entrenamiento a través de la aplicación Zoom con trabajos de fuerza, zona media y otros más intensos.

"No hay jugadores trabajando en otra cosa, están siempre a disposición. Yo trato de hablarles, de tener tranquilidad y aprovechar este tiempo porque cuando volvamos vamos a tener poco tiempo de trabajo en campo", agregó Drago.

Orcellet descartó la aplicación para los entrenamientos y sí apeló a trabajos diarios, con revisiones tácticas, pero fundamentalmente a charlas particulares con sus dirigidos.

"Es más sencillo tener diálogo con algunos jugadores porque a veces se complica con la tecnología", indicó el DT de Pronunciamiento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?