El acusado de "envenenar" a Jordan con una pizza, rompió el silencio

El acusado de "envenenar" a Jordan con una pizza, rompió el silencio

El éxito de la serie despertó polémicas y respuestas de protagonistas que fueron nombrados en la historia. En este caso, habló el empleado de una pizzería de Utah que supuestamente le entregó comida contaminada para que la leyenda no pueda jugar la final de 1997.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La exitosa seria sobre Michael Jordan se completó anoche con los dos capítulos finales que Netflix subió a su plataforma. Y en uno de los episodios se habla de la conocida historia del "Flu Game" o el partido de la gripe. Una noche de fiebre y mucho malestar puso en jaque la participación del astro en el quinto partido y el propio MJ reveló lo ocurrido en las horas previas al duelo con Utah. 

Michael, con hambre, envió a dos de sus asistentes a buscar comida y lo único abierto era una pizzería. Relizaron el pedido que minutos después fue llevado hasta el hotel donde se hospedaba Chicago. Pero Tim Glover, el histórico preparador físico del jugador, notó algo extraño: "Eran cuatro o cinco trayendo una pizza. Pensamos que algo raro estaba sucediendo".

Jordan fue el único que comió y horas después comenzó a sentirse mal. Llamó a Glover quien lo encontró en su cama retorcido y temblando. El hombre de los Bulls hizo lo que pudo, hasta su madre le pidió que no jugará por su débil estado de salud, y en su relato fue concluyente: “No fue el partido de la gripe… fue comida envenenada".

Esta revelación provocó la ira de Craig Fite, encargado asistente de Pizza Hut, de donde salió el alimento y desmintió que hayan contaminado la pizza para perjudicar a Michael: “¿Lo diagnosticaron? ¿Fue al doctor? Son sólo insinuaciones. Seguí todas las reglas para preparar esa comida. No hubo informes de intoxicación sobre nuestros productos aquella noche. Esa pizza estaba bien hecha".

"Recuerdo haberles dicho a los demás que la haría yo para que ellos no pudieran hacerle nada. Luego, el conductor me llevó a la concentración y fuimos con la orden. Todos los ingredientes eran frescos y no se agregó nada que lo pudiera enfermar", explicó y, de paso, le respondió al entrenador de Jordan.

"Tocamos y este 'gran' tipo, que ha dicho toda esta mierda (Tim Grover), apenas si abre la puerta, nos identificamos y que traíamos la pizza. Las estupideces que dijo, que había cinco personas... Solo éramos dos", agregó y cerró: "Tan pronto como se abrió la puerta del ascensor, fue como si me hubieran golpeado en la cara con humo de cigarro. Él estaba sin camisa y hacía bastante frío".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?