Wilmar Barrios recordó la final de Madrid y le pasó factura a Guillermo

Wilmar Barrios recordó la final de Madrid y le pasó factura a Guillermo

El volante, actual futbolista de Zenit, volvió a hablar sobre su paso por Boca y recordó la final ante River en el Santiago Bernabéu, donde se fue expulsado y dejó a su equipo con uno menos en un momento clave.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Wílmar Barrios es de pocas palabras. Con Boca quedaron líneas pendientes que no alcanzó a plasmar por su salida al Zenit, pero como la pelota ha dejado de rodar por el coronavirus, decidió hablar desde Rusia, donde pasa la cuarentena con su familia y se quitó la carga de todos los pensamientos represados tras perder la Copa Libertadores ente River en Madrid.

"El partido de Madrid llegué marcado por las cosas que se inventaron, y encima tuve la mala suerte de ser expulsado. Si no me hubiesen echado quizás la historia habría sido otra, porque soy consciente de que hasta ese momento el partido estaba parejo", recordó.

Y continuó: "Ninguno de los dos había tenido demasiadas situaciones claras. Para mí pudo haber sido amarilla. Fue una frustración tremenda porque en ningún momento tuve la intención de pisar a Exequiel Palacios. Por mala suerte me tocó".

"Después de la final me puse a pensar: '¿Y ahora qué será?' Pero bueno, después de un tiempo me mentalicé y me preparé con todo en la pretemporada para volver. La idea de salir en el verano estaba desde antes de la final. Me preparé igual para quedarme porque no sabía si se iba a dar o no la salida", relató. 

En ese momento, se hablaba mucho de que Barrios no quería jugar y que prefería cuidarse para ser vendido al exterior en plenitud. Ante esta situación, el colombiano le hizo un reclamo a Guillermo Barros Schelotto: "No sé si lo que me faltó fue más respaldo de Guillermo y del CT. Siempre me mantuve en una misma línea el tiempo que estuve en Boca. Cuando fui el mejor y en esos partidos que no anduve tan bien. Me fastidié cuando se empezaron a decir cosas de mí, cuando se empezaron a inventar cosas".

"Siento que de la puerta para adentro sí me respaldaron. Faltó que, como cabeza del grupo, de pronto lo hicieran para afuera, porque ellos sabían realmente lo que estaba pasando. Pero bueno, yo creo que cada quien piensa o maneja las situaciones de manera diferente. Y yo tampoco se los pedí: me mantuve tranquilo, en silencio", cerró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?