Crónica de una suspensión anunciada

Crónica de una suspensión anunciada

Este martes quedaría oficializada la suspensión de todas las actividades del fútbol argentino. Así se gestó el parate, de la mano de los futbolistas que pidieron que la Copa de la Superliga no comenzara. La decisión de River de no presentarse inició todo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

En la primera semana de marzo se registraron en nuestro país los primeros casos de personas infectadas con coronavirus. En el desarrollo de la última fecha de la Superliga, jugada entre el 6 y 9 del mismo mes los casos fueron aumentando, y de a poco el mundo del fútbol iba actuando en función del inminente avance de la patología, tomando como primera medida disputar los encuentros a puertas cerradas.

El miércoles 11 de marzo Thomas Gutiérrez, de la Reserva de River, se enfermó y durante la mañana del jueves 12 River temió que el jugador tuviera coronavirus. Sin los resultados conocidos, que finalmente fueron negativos, el viernes 13 de marzo el club emitió un comunicado en el que avisaba que cerraba las instalaciones y que el plantel profesional no se presentaría a jugar la Copa de la Superliga.

13 de marzo

Esa noche River avisó que no se presentaría a jugar contra Atlético Tucumán por miedo al contagio. No pidió permiso, ni mucho menos. Simplemente confirmó que no jugaría esperando de algún modo el apoyo o no del resto de los clubes, que no fue tal ya que todos jugaron.

Por otro lado y por disposición de la Superliga en conjunto con autoridades de sanidad, se resolvió que los partidos de la Copa se jugarían sin hinchas para evitar cualquier posible propagación del virus.

14 de marzo

Ya con la Copa de la Superliga en desarrollo y la amenaza de la Superliga a River, que si no se presentaba sería castigado, Germán Delfino, árbitro del partido, llegó al estadio junto al plantel de Atlético y como el Millonario no se presentó se abrió un acta. Mientras, el resto de los compromisos se jugaba a puertas cerradas.

15 de marzo

Durante la tarde del domingo el presidente Alberto Fernández manifestó que el fútbol podía continuar siempre y cuando fuese a puertas cerradas. Ello generó repudio entre futbolistas y entrenadores ya que manifestaban que tenían miedo de contagiarse y que no era justo que se los expusiera para entretener a la población.

16 de marzo

Durante el lunes fue tal el rechazo de jugadores a la medida del presidente, que Sergio Marcchi, presidente de Futbolistas Argentinos Agremiados tomó acción y convocó a una reunión el miércoles con los jugadores para tomar la decisión en conjunto de suspender el fútbol.

Enterado de ello, el Gobierno se adelantó, y decidió anticipar que este martes 17 y durante una conferencia, anunciará que suspende el fútbol hasta nuevo aviso, en respuesta al reclamo de los jugadores y entrenadores que ya venían pidiéndolo desde el sábado, y que finalmente fueron escuchados.

17 de marzo

Para la jornada de este martes se espera que durante la conferencia de prensa en la que el Gobierno compartirá nuevas medidas a seguir para continuar evitando la propagación del virus, anuncie oficialmente la interrupción del fútbol, y emita una fecha tentativa de reinicio de las actividades.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?