Los secretos que esconde el nuevo Santiago Bernabéu

Los secretos que esconde el nuevo Santiago Bernabéu

Aún quedan incógnitas por desvelar del nuevo estadio del conjunto Merengue.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Las obras del Santiago Bernabéu siguen imparables en sus cuatro costados, con más de 700 operarios trabajando a diario en el estadio para que pueda estar listo en el verano europeo de 2022, que es el ambicioso objetivo que se han marcado el Real Madrid y la constructora que está desarrollando la obra, FCC. Con la crisis del Covid, el nuevo Bernabéu es más imprescindible que nunca y se convertirá en la tabla de salvación del club madridista cuando el fútbol recupere la normalidad y los aficionados puedan volver a los estadios, destaca el portal Marca. Por eso el Madrid ha acelerado las obras y espera tener listo el estadio en año y medio. De hecho, no contempla el Madrid abrir las puertas en toda la temporada...

Ahora mismo, los trabajos de la obra se centran en la cubierta, en el nuevo parking y en la fachada del lado este, aunque las obras se ejecutan en todas las partes del estadio. Las nuevas torres de evacuación del lado oeste también van a buen ritmo y en las oficinas de los estudios encargados de diseñar el estadio se sigue trabajando para rematar y pulir los detalles que aún están por definir...

¿Cómo serán los nuevos vestuarios?

Es uno de los secretos. El Madrid ha hecho público muchos de los nuevos detalles del estadio, pero no hay una sola imagen de los nuevos vestuarios. ¿Cambiarán su estructura para ser más circulares? ¿Habrá espacio para crear una sala de calentamiento? El acceso de los jugadores cambiarán, ya que el autobús entrará por el parking de la antigua Esquina del Bernabéu, no por Padre Damián. Pero de eso tampoco hay imagen...

¿Los asientos seguirán siendo azules?

Una de las preguntas que más se hacen los aficionados. ¿Cómo serán los nuevos asientos del Bernabéu? La estructura de la grada va a ser la misma y la capacidad del estadio, prácticamente también. Si está previsto que haya más espacio para los aficionados y que la sillería se renueve por completo, pero no hay definido nada sobre el color. Lo más normal es que la grada siga siendo azul, ya que el blanco está casi descartado por la suciedad que acumula ese color. No es descartabble aún que se pudiera apostar por una mezcla de colores, los más tradicionales del club, los que aparecen en el escudo: azul, morado, blanco, amarillo...

¿Habrá hotel?

El mega hotel está descartado, pero no que pudiera haber uno pequeño y de lujo. En el primer proyecto había unas habitaciones con vistas al terreno de juego, pero la limitación de espacio que impuso el Ayuntamiento terminó descartando la idea. En el Madridtienen claro que sería una gran fuente de ingresos y la idea no está descartada al cien por cien.

¿El césped retráctil?

El portal Marca desveló el secreto del césped de quita y pon, pero la ejecución de la obra es muy compleja y aunque se va a realizar, el mecanismo aún es una incógnita. Hay poco espacio y hay que garantizar que el césped se conserve en buenas condiciones cuando el verde se retire. Pero poder convertir el Bernabéu en un escenario de conciertos o en una cancha de baloncesto en horas se antoja vital en el nuevo proyecto. "No habrá un recinto como el Bernabéu en toda Europa", decía el Alcalde en MARCA, feliz por el estadio que tendrá la ciudad de Madrid en plena Castellana.

¿Hasta qué cifra se elevarán los ingresos?

La estimación del Real Madrid es que con el nuevo Bernabéu, el club blanco facture 150 millones de euros anuales más de lo que ingresaba antes, aunque la cifra puede variar debido a la crisis. Ahora mismo el escenario es desconocido, pero en el Madrid están seguros de que antes o después volverá la normalidad y que el Madrid tendrá mucha ventaja respectoa otros clubes gracias al estadio.

¿Llevará el nombre de una marca comercial?

Ahora mismo no está previsto, pero ofertas no faltan, no faltarán. Con el proyecto inicial, estaba previsto que Ipic diera nombre al estadio, pero el acuerdo se rompió (el tema acabó en los tribunales) y por ahora la idea es que el nombre siga siendo el histórico. Pero el Madrid estudiará todas las ofertas que puedan llegar y son conscientes de que la majestuosidad del nuevo estadio será un reclamo a nivel mundial. Los patrocinios se dispararán y dentro del estadio tendrá un gran peso el nuevo marcador de 360 grados. Fuera, la fachada que proyectará imágenes al exterior también será un gran reclamo.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?