La UAR no tiene paz: durísima carta de una de las uniones del interior

La UAR no tiene paz: durísima carta de una de las uniones del interior

Luego de un cierre de año complicado para la Unión Argentina de Rugby por los episodios que protagonizaron Los Pumas durante el Tres Naciones, la Unión de Rugby de Tucumán envió una dura carta con fuertes acusaciones.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Luego de un cierre de año complicado para la Unión Argentina de Rugby por los episodios que protagonizaron Los Pumas durante el Tres Naciones, donde omitieron homenajear a Diego Maradona y quedaron expuestos porque los All Blacks sí lo hicieron, sumado al escándalo por los tweets racistas y xenófobos del capitán Pablo Matera y otros jugadores, la Unión de Rugby de Tucumán, la tercera más grande del país, envió una dura carta con fuertes acusaciones.

La misiva está firmada por el presidente Héctor Marcelo Corbalán Costilla y está dirigida al titular de la UAR, Marcelo Rodríguez. En ella cuestiona el comportamiento de la entidad por el homenaje a Maradona, la suspensión con marcha atrás a los jugadores de los mensajes racistas y el manejo de las comunicaciones. Además, Corbalán acusa a la UAR de una centralización y consecuente pérdida de autonomía de las uniones provinciales por el manejo de los fondos y del daño económico que eso le está ocasionando a los clubes del interior del país.

Sobre el homenaje a Maradona durante el segundo partido contra Nueva Zelanda, la carta señala que "no podemos soslayar la insuficiente y bochornosa actuación de esa Unión en ni siquiera afrontar desde la responsabilidad dirigencial un error, del que nadie está exento. Estamos convencidos que ante las crisis los dirigentes SABIOS y PRUDENTES corren a buscar soluciones, en tanto una dirigencia de otras características corre en busca de responsables. Sin duda alguna, que nos inclinamos y sentimos representados por la clase dirigente que asume sus responsabilidades y busca de manera urgente soluciones".

Luego, con respecto a las sanciones a los jugadores Matera, Petti y Socino por tweets discriminatorios de hace ocho años, que 48 horas después fueron levantadas, apunta: "Consideramos bochornosa toda la actividad llevada a cabo en el conflicto... Estas situaciones no hacen otra cosa que situar a nuestra entidad madre en una posición de falta de credibilidad y seguridad".

Finalmente, Corbalán Costilla acusa a la UAR de destrato al interior del país al asegurar que "venimos advirtiendo en los últimos tiempos una centralización absoluta del rugby argentino. Sentimos, y lo hemos expresado en forma reiterada, una pérdida de autonomía en el manejo de nuestra organización.Tener un rugby súper profesional a costa de clubes pobres, de uniones sometidas al poder económico de quien maneja los fondos.".

La carta completa

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?