El estremecedor relato de Iker Casillas sobre el infarto que sufrió en un entrenamiento

El estremecedor relato de Iker Casillas sobre el infarto que sufrió en un entrenamiento

En la serie documental sobre su vida, "Colgar las alas", el arquero recordó el infarto que sufrió en 2019 y dejó algunas frases movilizadoras.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

En los próximos días se estrenará la serie documental sobre Iker Casillas. Se trata de una producción original de Movistar+ que se llamará "Colgar las alas". 

El audiovisual, que reúne a más de 30 entrevistados importantes en la vida del arquero, consta de seis capítulos que recorren la historia de Iker. Los primeros dos capítulos son "El infarto" y "Volver a empezar", haciendo referencia a la angustiosa situación que vivió en el 2019 en el Porto.

En aquel entonces, Casillas comenzó a sentirse mal en el entrenamiento y debió ser trasladado por el jefe de seguridad al hospital. "Hay una sensación de medio segundo, no llega ni a eso, que tomas una bocanada de aire y te sabe diferente. Cuando voy con el equipo noto que me encuentro pesado, que me va faltando el aire. Empiezo a pensar, puede ser alergia. Cuando me voy con el entrenador de porteros veo que me empieza a oprimir el pecho, noto que me voy quedando sin aire. Le digo, Roberto, dame azúcar o algo que me encuentro mal y no sé lo que me pasa. Me tumbé en el suelo, no podía. Veo que me está pasando algo serio", empieza relatando el arquero. Y agrega ejemplificando: "Es como si estás en una piscina y de repente quieres salir y no sales. Era una angustia. Cada vez me faltaba más el aire. Rober, llama al doctor por favor que me estoy ahogando".

Luego de salir del hospital, haciendo reposo en su casa, Casillas recuerda: "Si me pasa el día anterior me pasa en mi casa, si aguantas, no tomas una decisión. Seguramente me habría quedado en el sitio. Jamás he vuelto a dormir boca abajo. Las noches las pasas con angustia y hasta un estornudo es un drama. El doctor me decía, Iker, no te vas a morir. Y hubo un día que ya de la angustia que tenía, dije: mira, me voy a dormir, y si no me despierto pues no me despierto, pero voy a intentar descansar".

En el medio de lo acontecido, Sara Carbonero, su pareja, recibió la noticia y pudo tranquilizarse recién cuando habló con él. "Cogí el teléfono y llamé a Iker, no sé por qué lo hice porque era muy probable que no me respondiera. Ni el médico, ni Sandro, y era raro porque Sandro siempre responde. Cuando iba a subir al avión me llamó Iker, con la voz débil, pero me tranquilizó. Ya no sé qué más me dijo", señaló.

Ya recuperado, comenzó la etapa de una nueva vida, significó el volver a empezar.  "Desde hace 22 años es la primera pretemporada que no hago con el equipo. Y es extraño. Te da un poco de envidia sana no estar bajo la portería. Más que nada porque no ha pasado mucho tiempo y porque no tienes en la cabeza que hasta aquí he llegado y ahora voy a dar otro salto a mi vida futbolística. Y sobre todo por la brutalidad de lo que pasó, que te corta en seco, fue radical", reflexiona Casillas.

Y, con respecto a su vuelta, sostiene: "¿Razones para volver? Encontrarme conmigo mismo y poder demostrar a la gente que pese a un percance así puedes seguir adelante. Incertidumbre también, eh? Cuidado. No tengo las ideas claras, es que vas cambiando. He escuchado muchas veces durante este tiempo: No tiene necesidad, no tiene necesidad, no tiene necesidad. Ya, ya lo sé, pero a los que nos ha gustado competir toda la vida y superar retos, pues somos así".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?