¿Puede la serie más popular de Netflix salvar al ajedrez mendocino?

¿Puede la serie más popular de Netflix salvar al ajedrez mendocino?

Gambito de Dama se convirtió en pocos días en la serie más vista y causó revuelo en el mundo del ajedrez. En Mendoza, la disciplina se vio muy golpeada por la pandemia y confía en que el fenómeno tenga un impacto positivo. Hablamos con Fernando Previtera, presidente de la Federación Mendocina.

Lucas Burgoa

Lucas Burgoa

Netflix estrenó el 23 de octubre pasado Gambito de Dama, una serie dirigida por Scott Frank y protagonizada por Anya Taylor-Joy que cuenta la historia de Beth Harmon, una niña prodigio del ajedrez que, al crecer, se convierte en una talentosísima jugadora con relevancia a nivel mundial.

En pocos días, la miniserie de 7 capítulos basada en la novela homónima de Walter Tevis (1983) se convirtió en la más vista en 27 países, incluído Argentina, donde se mantuvo como número 1 del ránking hasta hace pocas horas, cuando fue desbancada por Carmel, la miniserie documental que ahonda en el asesinato de María Marta García Belsunce.

Como no podía ser de otra manera, el mundo del ajedrez no estuvo ajeno al fenómeno que causó la producción de la plataforma de streaming. De hecho, los fans del "deporte ciencia" estaban expectantes desde hacía varios meses, cuando se supo que la estaban filmando, y la misma fue muy bien recibida no sólo por su contenido, sino por el impacto positivo que está teniendo en la captación de nuevos adeptos, que dispararon las descargas de apps de ajedrez, y que puede llegar a tener incluso en Mendoza, donde podría ser clave para salvar a la disciplina de la dura crisis que está viviendo.

En diálogo con MDZ el presidente de la Federación Mendocina de Ajedrez, Fernando Previtera, aseguró que la serie "tiene para nosotros, dirigentes y ajedrecistas, un valor que rescatamos y es que le gusta a todos", primera punta de lanza para atraer a nuevos jugadores, aunque por ahora la actividad está parada por la pandemia y eso ha golpeado muy duro.

Sin entrar en detalles para no arruinarle la serie a quienes aún no la han visto, la joven protagonista de Gambito de Dama llega al ajedrez por casualidad. ¿Se puede captar talentos en Mendoza en lugares impensados? El titular de la FMA asegura que "no es nada fácil", ya que en general "detectás al más talentoso en un grupo que ya lo practica".

Fernando Previtera.

¿Cómo se acercan los chicos mendocinos al ajedrez?

A partir de lo que aprenden en la escuela. "El ajedrez escolar es el que hoy te aporta más chicos, se acercan, se enganchan y empiezan a jugar", explica Previtera, y relata que "en su momento hubo una movida importante durante el Gobierno de Néstor Kirchner, en 2007, que duró hasta 2015 que se cortó. Teníamos muchísima actividad", lamenta.

En la actualidad, la falta de recursos es el gran palo en la rueda del ajedrez escolar, como la de todos los docentes de la provincia. "Tenemos un coordinador, Nicolás Marengo, que se rompe el lomo para hacer la actividad que puede, sin plata. Es uno de los pocos que está trabajando. Él es docente y ha estado desarrollando la actividad en condiciones similares a las del resto", destaca Previtera sobre este particular año en el que maestras y maestros se vieron obligados a reinventar su profesión con recursos propios.

Además, Marengo está capacitando docentes para que, cuando vuelvan las clases presenciales, estén en condiciones de enseñar ajedrez. "El material y el recurso humano están. Se hace mucho con muy pocos recursos", cierra al respecto.

Paridad de género

Uno de los temas que plantea Gambito de Dama, ambientada en la década del '60, es la poca participación de las mujeres en la disciplina, motivo por el cual la irrupción de Beth Harmon genera una revolución con su mera presencia, algo que se profundiza luego con su destreza en el tablero de 64 casilleros.

En la actualidad, la tendencia se está emparejando, pero a paso lento, y todo indica que las nuevas generaciones serán las encargadas de equilibrar la balanza.

Previtera explica que "el ajedrez tiene dos tipos de competencia: el absoluto, que es mixto y es la competencia más dura, y la rama femenina. El campeón del mundo de ajedrez sale del campeonato absoluto y el último Mundial lo jugaron sólo tres mujeres", en referencia al torneo que se realizó el año pasado en Rusia.

Afortunadamente, "en el infantil casi no hay diferencias", asegura el presidente de la Federación Mendocina, quien a modo de ejemplo expone que "en los últimos Juegos Evita había aproximadamente un 60 por ciento de varones y un 40 por ciento de chicas", agregando además que "a nivel mundial la paridad ha mejorado".

Carla Herrera, una de las referentes mendocinas del ajedrez.

¿Puede Gambito de Dama salvar al ajedrez mendocino?

"Hoy estamos destruidos como institución", asegura Previtera con pesar sobre la actualidad de la FMA, y explica que "nosotros generamos recursos a partir de la organización de torneos y, con la pandemia, quedaron todos suspendidos. La organización de torneos, con el pago de una inscripción por cada jugador, te permite recaudar para encarar gastos como el alquiler de la sede, que se está haciendo imposible, muy complicado, hemos tenido que poner plata de nuestros propios bolsillos".

La vuelta a la actividad se hecho muy difícil por un factor primordial: la distancia. "Estamos a 70 centímetros", explica sobre la separación que hay entre los jugadores de ajedrez y que complica a la hora de respetar las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Alejandro Needleman y Jorge Fernández.

"Tenemos el protocolo, que consta de una declaración jurada, guantes de látex para los jugadores, alcohol en gel, limpiar las piezas... Es todo muy difícil", explica, y agrega que "nuestros asociados son los clubes y están en una situación similar. Han pagado la cuota, que corresponde a derechos federativos, pero lamentablemente con eso no alcanza".

El dirigente mendocino está convencido de que la popularidad de la serie puede atraer a nuevos interesados y, cuantos más chicas y chicos practiquen ajedrez, más sencillo será detectar talentos, pero para ello es clave volver a competir. "Si seguimos así, no vamos a poder ver los beneficios de esta serie o de la proliferación del juego en modo online", lamenta.

Gastón Needleman, único mendocino en disputar un Mundial.

Actualmente, Mendoza cuenta con unos 600 ajedrecistas federados de muy buen nivel, con 7 equipos compitiendo en la Chess Covid Cup, la Liga Nacional que se juega online, y se estima que unos 3.000 chicos juegan en las escuelas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?